Enfermedades A

Adicciones

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué son las Adicciones?

Son una conducta impulsiva e irresistible a ejecutar algo irracional o contrario a la voluntad de quien lo ejecuta. Es un padecimiento o síndrome, que presenta un cuadro muy florido de signos y síntomas característicos dependiendo de la sustancia adictiva. Existen adicciones tanto a sustancias químicas, vegetales, así como a actividades y hasta a ciertas relaciones interpersonales.

Se han reportado adicciones a sustancias tales como:

  • Psicotrópicos.
  • Alcohol.
  • Nicotina y otras drogas.
  • Juegos de azar.
  • Comida o componentes comestibles tales como el azúcar o la grasa.
  • Sexo o actividad sexual.
  • Trabajo.
  • Relaciones interpersonales, especialmente de pareja.
  • Las drogas pueden causar dependencia psicológica y física o ambas.

¿Cuáles son las causas de las Adicciones?

El origen de la adicción es multifactorial: Existen factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. Los estudios demuestran que pueden existir cambios neuroquímicos en las personas adictas y que además, es posible que exista predisposición biogenética a desarrollar esta enfermedad. La naturaleza exacta de la adicción continúa siendo motivo de análisis.

 

SÍNTOMAS de las Adicciones

Algunos de los síntomas típicos de la adicción son:

Daño o deterioro progresivo de la calidad de vida de la persona debido a las consecuencias negativas de la práctica de la conducta adictiva.

Pérdida de control caracterizada por una práctica compulsiva de la conducta adictiva.

Negación o autoengaño que se presenta como una dificultad para percibir la relación entre la conducta adictiva y el deterioro personal.

La continuidad de la práctica, llega a causar daño personal y familiar que se ve involucrada.

Como es habitual que el paciente adictivo no perciba su enfermedad, ésta suele ser detectada por alguien de su entorno, quien reconoce en él una conducta compulsiva.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES de las Adicciones

Los procedimientos para tratar el abuso de sustancias dependen de cada una de ellas, del patrón de consumo, de la disponibilidad de un sistema de apoyo psicosocial y de las características individuales de cada paciente. En líneas generales, se persiguen dos objetivos: La abstinencia de la sustancia y la obtención del bienestar físico, psiquiátrico y social del paciente.

Durante los prolongados períodos de abuso de sustancias, a menudo se produce un deterioro importante en los sistemas de apoyo psicosocial del paciente.

Un apoyo adecuado es de gran utilidad para facilitar los complejos cambios conductuales que son necesarios para que un paciente abandone el abuso de sustancias. La terapia puede ser tanto ambulatoria como un régimen de hospitalización. Aunque un tratamiento ambulatorio es más natural, ya que no se aísla al paciente, puede permitir más tentaciones y esto puede obstaculizar el tratamiento. Tras un período inicial de desintoxicación, el paciente necesita un programa de rehabilitación prolongado.

Durante el tratamiento, suelen ser de gran utilidad las terapias individuales y familiares.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 125673

Comentarios