Enfermedades A

Aneurisma

Información General

¿Qué es la aneurisma?

Es la distensión permanente de una arteria, provocada por una debilidad de sus paredes, que ocurre generalmente en el encéfalo y la aorta, sin descartar otros grandes vasos.

Esta zona distendida de la arteria puede originar una hemorragia y una falta de irrigación a los tejidos que se encuentren más allá de la lesión. En ocasiones, el aneurisma se hincha tanto que ejerce presión sobre órganos, nervios u otros vasos sanguíneos cercanos, dañándolos.

¿Cómo se contrae el aneurisma?

Puede deberse a defectos congénitos en la capa muscular de la arteria que, al ser sometida a presión sanguínea, da lugar a un globo (aneurisma saculado). Este tipo de aneurismas suele presentarse en las arterias del encéfalo.

En otros casos, la capa muscular se va degenerando progresivamente por aterosclerosis y se agrava por hipertensión arterial. Generalmente los aneurismas formados por esta causa presentan forma de huso y se extienden en un pequeño recorrido de la arteria. La elevada presión arterial puede provocar la separación de las capas de la arteria, haciendo que la sangre circule entre ellas y generando así un aneurisma disecante.

 

SÍNTOMAS del aneurisma

Dependen del tipo, tamaño y la ubicación. Los situados en la base del encéfalo son sintomáticos y sólo provocan síntomas cuando revientan, que puede variar según la ubicación desde dolor de cabeza intenso y repentino, problemas en la visión e incluso pérdida de la consciencia. Un aneurisma en la aorta torácica provoca dolor en la zona, ronquera, dificultades para tragar y tos.

Un aneurisma disecante en la misma zona se manifiesta con un dolor muy fuerte que puede confundirse con un infarto. Si el aneurisma está localizado en la aorta abdominal, puede presentar dolor abdominal y hasta podría llegar a notarse un bulto de naturaleza pulsátil. Si por su ubicación ejerce presión sobre los huesos de la columna, puede provocar fuertes dolores en la espalda. El mayor riesgo de los aneurismas es que originen una hemorragia que colapse el sistema circulatorio, como ocurriría en el caso del estallido de un aneurisma aórtico, que suele ser mortal.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES del aneurisma

Los aneurismas de la aorta abdominal pueden detectarse por ecografías o radiografías y, según la profundidad de su localización, pueden evidenciarse como una masa pulsátil. Con técnicas de diagnóstico por imágenes se pueden detectar aneurismas en la aorta torácica (en especial mediante un procedimiento llamado aortografía, en el que se inyecta un material de contraste que permite ubicar el contorno del aneurisma).

Una vez ubicado el aneurisma, el procedimiento habitual es la cirugía y consiste principalmente en pinzarlo en su base teniendo como principal objetivo prevenir la hemorragia. En algunos aneurismas cerebrales puede introducirse una sustancia coagulante mediante un catéter para detener la hemorragia. Los aneurismas abdominales constituyen un problema menos grave que los torácicos, y solamente se operan si son muy grandes o si están creciendo.

También se manejan fármacos para prevenir la recurrencia de hemorragias, con los antifibrinoliticos.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios