Enfermedades A

Ataque de pánico

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es un ataque de pánico?

Es una serie de síntomas caracterizado por episodios severos y repentinos de máxima ansiedad asociados a una serie de manifestaciones físicas. Alcanza su máxima intensidad al minuto o dos de su comienzo; luego va cediendo gradualmente.

¿Cuáles son las causas?

El ataque de pánico no se presenta por motivos concretos (por ejemplo, luego de haber vivido una experiencia que amenace la vida), no sería correcto interpretarlos como señales de un ataque de pánico.

Veinte años atrás, el trastorno de pánico se denominaba “neurosis de ansiedad”. Se pensaba que derivaba de conflictos psicológicos y perturbadores impulsos subconscientes de naturaleza sexual. Hoy se considera un problema físico de base metabólica. Aunque no se trata de un problema emocional, algunas personas pueden experimentar un episodio luego de una emoción fuerte. Existen diversas teorías acerca de su raíz en el sistema nervioso. Cierta evidencia apoya la teoría de que una anormalidad en un centro nervioso denominado Locus cerulius (ubicado en el bulbo raquídeo) sería la responsable de este cuadro.

 

SÍNTOMAS

Acaloramiento, palpitaciones (se percibe que el corazón late rápidamente y con mucha intensidad), opresión en el pecho, debilidad, sudoración, temblor, confusión, náuseas, pensamientos vertiginosos, tensión muscular, sensación de irrealidad y miedo a morir. Hay personas que sufren repetidos ataques de pánico, lo que las lleva a evitar ciertas situaciones que los desencadenan. Pero esta tendencia a evitar algunas situaciones de la vida cotidiana puede extenderse a otras actividades.

Los ataques de pánico reiterados llevan a la consulta con un profesional. Como los síntomas suelen estar ausentes al momento de ver al médico, es revelador el relato del enfermo.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Los pacientes que experimentan un ataque de pánico deben recibir información detallada sobre su problema. Este conocimiento le dará confianza y optimismo.

Además, conviene buscar la ayuda profesional, que será la encargada de proporcionar el tratamiento farmacológico adecuado que pueda eliminar el ataque de pánico definitivamente. Han dado buenos resultados tres tipos de fármacos: los antidepresivos, las benzodiazepinas y la fenelzina.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios