Enfermedades B

Botulismo

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es el botulismo?

El botulismo es un envenenamiento alimentario por ingestión de la toxina (por lo general tipo A, B, o E) de CLOSTIDIUM BOTULINUM.

¿Cómo se adquiere y qué lo provoca?

Se adquiere al ingerir alimentos enlatados, ahumados o empacados al vacío, en particular verduras enlatadas en casa, carnes ahumadas y pescado empacado al vacío.

El clostidium es un bacilo anaerobio estricto formador de esporas que se encuentra muy difundido en el suelo. Esté bacilo fabrica una toxina que bloquea la liberación de acetilcolina de las terminales nerviosas.

Clínicamente hay afección temprana del sistema nervioso que origina parálisis respiratoria.

 

SÍNTOMAS del botulismo

De 12 a 36 horas después de ingerir la toxina aparecen trastornos visuales en particular diplopía y perdida del poder de acomodación. Otros síntomas son garganta y boca seca, disfagia y disfonía. También se pueden presentar náuseas y vómito en particular con la toxina tipo “E”. Es notable la debilidad muscular. Hay deterioro de la respiración pero los sentidos permanecen inalterables y la temperatura normal. La parálisis respiratoria puede causar la muerte a menos que se proporcione respiración artificial (ayuda mecánica).

Casi todas las determinaciones usuales se encuentran dentro de límites normales. Hay que demostrar la toxina en el suero de los pacientes y en los alimentos sospechosos mediante inoculación de ratones y la identificación con antisueros específicos.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES el botulismo

Se administra al paciente dos ampolletas de antitoxina pentavalente (A, B, C, D, E) o trivalente (A,B,E) si las pruebas para hipersensibilidad son negativas.

El manejo médico consiste en mantener la ventilación y oxigenación adecuadas mediante un drenaje respiratorio apropiado. Eliminación de obstrucciones respiratorias por aspiración o traqueotomía y respirador mecánico si es necesario.

Se dan líquidos y alimentación parenteral según se requiera. Si se desarrolla neumonitis se utilizarán antimicrobianos apropiados.

En un inicio de la afección se puede tratar de eliminar la toxina no absorbida del intestino (poco después de ingerir los alimentos sospechosos).

Para evitar la intoxicación por toxina botulinica hay que esterilizar las verduras enlatadas en casa para destruir las esporas. La ebullición por 20 minutos puede inactivar la toxina, pero hay que eliminar las latas hinchadas o picadas o los envases con sellos defectuosos.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios