Enfermedades C

Cáncer de Pulmón

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es el cáncer de pulmón?

Es una enfermedad maligna que prolifera directamente en el tejido pulmonar o se extiende hasta el pulmón -a través del flujo sanguíneo o linfático- a partir de otro foco tumoral (metástasis). Los tumores de mama, riñón, colon, próstata, tiroides y cuello del útero suelen hacer metástasis en el pulmón. El cáncer primario de pulmón empieza con cambios celulares en los bronquios, especificamente en las células epiteliales y puede invadir tejidos adyacentes antes de que los síntomas se manifiesten. Existen muchos tipos de cáncer de pulmón, pero básicamente se pueden clasificar en tumores de células pequeñas y de células no pequeñas. En general, los primeros se propagan más rápidamente que los segundos.

¿Cuáles son las causas predisponentes o desencadenantes?

El 83% de los cánceres de pulmón se asocian con el hábito de fumar. A mayor cantidad de cigarrillos fumados por día y cuanto más prematuro sea el hábito, mayores serán los riesgos de cáncer. Las personas no fumadoras expuestas al humo del cigarrillo también pueden verse afectadas. También por la exposición a la polución, la radiación y al asbesto (grupo de minerales)y otra gran cantidad de sustancias.

 

SÍNTOMAS

Tos persistente, esputo sanguinolento, falta de aliento, dolor de pecho, pérdida de apetito y de peso, debilidad, dificultades para tragar y/o hablar, palidez, coloración de la piel anormalmente oscuro o claro.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Mediante la auscultación con estetoscopio se detecta un silbido persistente y el examen de manos muestra dedos en palillo de tambor (ensanchamiento de la punta de los dedos). La radiografía de tórax suele ser la primera prueba que detecta una sombra en el pulmón. Para comprobar si se trata de cáncer, se recurre a la broncoscopía (extracción de muestra de tejido para biopsia). La clasificación del tumor se hace según su tamaño, su ubicación y la propagación o no a los ganglios linfáticos.

Depende del tipo de cáncer y de la fase de la enfermedad. Si el tumor no se ha expandido más allá del pulmón, se puede extirpar quirúrgicamente. Si ya se ha propagado o si está demasiado cerca de la tráquea, se recurre a la radioterapia. En los cánceres de células pequeñas, la opción de tratamiento es una combinación de radioterapia y quimioterapia. Durante el tratamiento, se pueden determinar las concentraciones de ciertas moléculas que están aumentadas en procesos tumorales (marcadores tumorales). El decrecimiento de dichos valores constituye un buen pronóstico.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

 

 

Comentarios