Enfermedades C

Cáncer de Vejiga

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es el cáncer de vejiga?

Son neoplasias que atacan en un 70 al 80% la superficie de la vejiga y no son invasivos, localizándose en el epitelio interno o en la capa muscular subyacente son generalmente curables. Los tumores profundos e invasivos del 20 al 30% pueden ser tratados con cirugía, radioterapia o una combinación de ambas.

¿Cuáles son las causas?

El cáncer necesita años para desarrollarse. Generalmente comienza en una alteración a nivel del DNA de las células, que puede ser causada por diversos factores: el tipo de dieta, el tabaquismo, ciertas sustancias, radiaciones, etc. En este tipo de cáncer, la vejiga está en contacto con sustancias que se concentran en la orina y que pueden detonarlo. La presencia de cálculos renales produce una inflamación crónica que predispone al desarrollo de cáncer de vejiga.

 

SÍNTOMAS

Dolor y ardor durante la micción, presencia de glóbulos rojos en la orina y necesidad de orinar frecuentemente. Son los mismos síntomas de una cistitis.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Si los síntomas de cistitis no remiten con el tratamiento indicado por el médico, se realizan estudios de las células presentes en la orina (glóbulos rojos, glóbulos blancos y células cancerosas). Las técnicas de diagnóstico por imágenes (ecografía, tomografía computada y resonancia magnética) permiten detectar la presencia de un tumor. La cistografía endovenosa permite visualizar la silueta de la pared vesical. Los factores que determinan el pronóstico del cáncer de vejiga son: el grado de invasión dentro de la pared de la vejiga y el nivel de diferenciación del tumor. Esta determinación se realiza mediante un estudio citológico (biopsia) y un examen del tamaño y movilidad de la masa palpable y la presencia de propagación en órganos adyacentes.

El tratamiento difiere según se trate de tumores invasivos o no invasivos. En casos de cáncer de vejiga invasivos, se procede con cistectomía radical y desviación urinaria, porque al extirpar totalmente la vejiga debe crearse un nuevo conducto hacia la pared abdominal, donde la orina es recogida en bolsa. (También existen otros métodos en los cuales el reservorio se conecta a la uretra.) Otros tratamientos combinan quimio y radioterapia. El cáncer superficial se trata con la resección transuretral con o sin quimioterapia. Según los casos, el tumor puede extirparse mediante el uso del citoscopio, tubo flexible que se introduce por la uretra.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios