Enfermedades B

Bronquitis

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la bronquitis? 

La inflamación de los bronquios en los pulmones es a lo que se le llama Bronquitis.

Siempre se debe a virus o bacterias, pero el humo del cigarro y la contaminación también pueden ser culpables de este mal, que muchas veces se da después de un catarro que no se curó bien o de una infección respiratoria.

 

SÍNTOMAS de la bronquitis

Los signos primarios y los síntomas son la disnea y la tos leve persistente que puede o no producir mucosidad.

Según progresa la enfermedad, la dificultad para respirar puede limitar la capacidad de la persona para llevar a cabo su actividad diaria.

Otros síntomas son:

Una sensación de tener el pecho apretado, cansancio, fiebre baja, dolor de garganta, nariz que escurre y un silbido característico al respirar.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES de la bronquitis

El manejo médico adecuado y unos hábitos de vida saludables pueden ayudar a aquellas personas con la enfermedad a gozar de una mejor calidad de vida, aumentar la tolerancia a la actividad física habitual y reducir las perspectivas de complicaciones.

  • Medicación -Broncodilatadores : Mediante la relajación y el ensanchamiento de los bronquios, estos medicamentos permiten que se introduzca más oxígeno en los pulmones.

Hay broncodilatadores en jarabes, en comprimidos o en aerosol. Vacunas.

Dado que algunas enfermedades comunes, relativamente leves en otros pacientes, pueden presentar graves riesgos para la salud en los pacientes, suele recomendarse en estos pacientes una vacuna antigripal (administrada en octubre o noviembre antes del comienzo de la estación de la gripe) y una vacuna contra la neumonía (una inyección de una sola vez).

Antibióticos:

Pueden ser necesarios para tratar una infección respiratoria aguda y, en algunos casos, para ayudar a prevenir una infección bacteriana.

  • Ejercicio: Un programa de ejercicio moderado siempre bajo supervisión médica puede ayudar a los pacientes a que lleven vidas más activas.

La forma física no puede mejorar la función de los pulmones, pero puede aumentar la tolerancia de una persona al esfuerzo, al permitir al corazón y otros músculos a utilizar el oxígeno disponible de forma más eficiente.

A veces puede ser necesario algún medicamento broncodilatador antes de una sesión de ejercicio.

Son muy importantes los ejercicios de respiración para aumentar la fuerza y la resistencia de los músculos que controlan la inspiración y la espiración, así como ciertas técnicas para ayudar a despejar los pulmones de secreciones mucosas.

  • Nutrición e hidratación: Los hábitos nutricionales adecuados desempeñan una función importante en la forma física y la resistencia a la infección.

Los pacientes que experimentan disnea al comer, pueden tolerar mejor comidas más pequeñas y frecuentes.

Pueden estar indicados ciertos suplementos nutricionales si su médico sospecha que no están satisfaciéndose las necesidades nutricionales de un paciente.

Es fundamental para todo paciente permanecer bien hidratado(a), bebiendo al menos ocho vasos de agua u de otros líquidos al día, lo que ayudará a mantener una expectoración más floja y fluída, y por lo tanto una tos más eficaz.

  • Otras medidas: No fumar NUNCA. Evitar áreas cerradas donde están fumando otras personas.

Evitar el contacto con personas que sufren resfriados o gripe.

Al primer signo de una infección respiratoria, contactar al médico.

Respirar siempre por la nariz, como manera de introducir en los pulmones aire más caliente.

En pleno invierno, use una bufanda sobre la boca y la nariz.

En días de especial polución atmosférica, debido al ozono alto u otros contaminantes, permanezca dentro de casa con las ventanas cerradas.

Evite respirar polvo, gases del automóvil, pintura, aerosoles, etc. Emplee un humidificador si el aire en su hogar es muy seco.

En el futuro, nuevas terapias médicas.

Ahora bajo investigación puede que mejoren la calidad de vida de las personas que desarrollan la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.

Es evidente, sin embargo, que la mejor manera de prevenir esta enfermedad tan incapacitante es crear un mundo libre de humo.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios