Enfermedades C

Cifosis

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la cifosis?

La cifosis es una desviación anormal de la columna vertebral. O sea es la acentuación de una curvatura, normalmente de las vértebras de la parte superior semejante a una “joroba”.

La Sociedad de Investigación de la Escoliosis (Scoliosis Reasearch Society) define la cifosis como una curvatura de la columna de 45 grados o mayor. La columna vertebral normal presenta una curvatura de 20 a 45 grados en la parte superior de la espalda.

La cifosis es una deformación de la columna vertebral y no debe confundirse con una mala postura.

¿Qué es la cifosis?

La cifosis afecta más a las mujeres que a los hombres.

Se debe principalmente a dos causas una puede ser congénita (presente al nacer) y la segunda es adquirida.

De la segunda causa destacan los siguientes factores: Problemas del metabolismo, condiciones neuromusculares, osteogénesis imperfecta (“enfermedad de los huesos quebradizos” – una condición que se caracteriza por la fractura de los huesos al aplicarles una fuerza mínima.)

Espina bífida, (Enfermedad de Scheuermann – una condición que provoca la curvatura hacia adelante de las vértebras de la parte superior de la espalda.)

No se conoce la causa de esta enfermedad y se observa con mayor frecuencia en las mujeres.

 

SÍNTOMAS

Cada individuo presenta los síntomas de manera diferente, pero por lo general los síntomas más frecuentes de la cifosis son los siguientes:

Diferencia en la altura de los hombros.

La cabeza está inclinada hacia delante en relación con el resto del cuerpo.

Diferencia en la altura o la posición de la escápula (omóplato).

Cuando se inclina hacia delante, la altura de la parte superior de la espalda es más alta de lo normal.

Tensión de los músculos de la parte posterior del muslo.

Por lo general la cifosis no se asocia con el dolor de espalda o dolor de piernas, ni cambios en los hábitos de evacuación intestinal o de la vejiga.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Se lleva a cabo de la historia médica, el examen físico y estudios radiológicos.

Es importante investigar sobre el desarrollo del niño, dado que algunos tipos de cifosis están relacionados con otros trastornos neuromusculares.

Los retrasos del desarrollo pueden exigir una evaluación médica más exhaustiva.

 

MEDIOS DIAGNÓSTICOS

RAYOS X: Este examen sirve para medir y evaluar la curvatura. Mediante el uso de una placa de rayos X de la columna vertebral completa, el médico o el radiólogo pueden medir el ángulo de la curvatura de la columna. A menudo, la decisión sobre el tratamiento se basa en esta medición.

ESCÁNER CON RADIONÚCLIDOS DE LOS HUESOS: Método nuclear de creación de imágenes que utiliza una cantidad mínima de material radioactivo que se inyecta en la corriente sanguínea del paciente para que sea detectado por un escáner. Este examen muestra el flujo sanguíneo hacia el hueso y la actividad celular dentro de él.

RESONANCIA MAGNETICA: Este procedimiento de diagnóstico utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y estructuras dentro del cuerpo. Este examen sirve para descartar cualquier anomalía relacionada con la médula espinal y los nervios.

TOMOGRAFIA COMPUTARIZADA: Es un procedimiento que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas “rebanadas”) del cuerpo, tanto horizontales como verticales.

Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X tradicionales.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

La detección temprana de la cifosis es fundamental para un tratamiento exitoso. El tratamiento específico de la cifosis esta indicado por: La edad, estado general de salud y la historia médica. Así como por lo avanzado que esté la cifosis, la tolerancia a medicamentos, a procedimientos y terapias.

Con base a lo anterior el tratamiento puede incluir:

I OBSERVACIÓN Y EXAMENES REPETIDOS: La observación y los exámenes repetidos de las curvas que miden menos de 60 grados en una placa de rayos X. La progresión de la curva depende del crecimiento esquelético, o madurez alcanzada por el esqueleto del niño. La progresión de la curva se demora o se detiene después de que el niño llega a la pubertad.

II APARATOS ORTOPÉDICOS: Los aparatos ortopédicos se usan cuando la curva mide entre 60 y 80 grados en la placa de rayos X y el crecimiento esquelético continúa.

El médico decide el tipo de aparato ortopédico y el tiempo que se debe utilizar.

III CIRUGÍA: Quizás se deba recurrir a la cirugía cuando la curva mide 80 grados o más en la placa de rayos X y el aparato ortopédico no logra retrasar la progresión de la curva.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios