Enfermedades D

Deshidratación

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la Deshidratación?

Falta de líquidos corporales adecuada para que el cuerpo lleve a cabo sus funciones a nivel óptimo.

Puede ocurrir por pérdidas de líquidos, falta de ingesta, o ambas.

¿Cómo se contrae?

  1. Deshidratación por pérdidas. Puede ocurrir en situaciones de: vómitos, diarrea, exceso de pérdidas por orina (poliuria), sudoración profusa (situaciones de fiebre, por ejemplo).
  1. Deshidratación por falta de aporte. Puede ocurrir en situaciones de: náuseas estomatitis (inflamación de la boca) o faringitis (de la faringe), enfermedad aguda con pérdida de apetito.

Es mucho más importante en niños, enfermos y con fiebre, que rechazan los líquidos.

Las pérdidas de hasta 5 % se consideran leves; hasta el 10 %, moderadas; y hasta el 15 %, severas. La deshidratación severa puede llevar al colapso cardiovascular (o shock) y a la muerte, si no se trata rápidamente.

 

SÍNTOMAS de la Deshidratación

Presencia de vómitos, diarrea, poliuria, sudoración, poca ingesta de líquidos, ojos hundidos lengua y mucosas de la boca secas o pegajosas.

Fontanelas hundidas en los lactantes “signo del pliegue”: a la piel le falta su elasticidad normal y si uno la pellizca, el pliegue resultante no vuelve a su sitio.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para la Deshidratación

La deshidratación leve se trata con reposición oral de líquidos y sales (iones), utilizando cuando es posible soluciones de rehidratación comerciales (Sueroral, Bebesales, etc) o caseras, como la llamada “Limonada alcalina”.

Ésta se prepara disolviendo en 1 litro de agua el zumo de 2 limones, una cucharada de bicarbonato sódico y azúcar al gusto.

La deshidratación grave precisa líquidos intravenosos, y generalmente, hospitalización.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios