Enfermedades D

Diabetes

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la diabetes?

La Diabetes es un trastorno del metabolismo, es decir de la forma en que el cuerpo emplea los alimentos digeridos como fuente de energía y crecimiento. En condiciones normales, el aparato digestivo convierte una porción de los alimentos que ingerimos en un azúcar, llamada glucosa. Ésta pasa a la sangre lista para alimentar a las celulas.

La insulina es una hormona que produce el páncreas para que el azúcar pueda ser sintetizada.

En la Diabetes tipo I, el páncreas produce cantidades disminuidas de insulina. En la tipo II, el cuerpo no responde normalmente a la insulina producida. En ambos tipos de diabetes, el azúcar entra a las células corporales sólo en cantidades limitadas. Una parte del azúcar se acumula en la sangre, pasa a la orina y sale del organismo sin haber sido empleada.

¿Cuáles son las causas de la diabetes?

La Diabetes puede aparecer en cualquier persona y a cualquier edad. Personas típicamente afectadas son niños y adultos jóvenes (los varones jóvenes actualmente tienen más riesgo que las mujeres jóvenes). La mayoría de los diabéticos diagnosticados antes de los 19 años son insulinodependientes.

Tal parece que hay un factor hereditario en el desarrollo de ésta, pues alrededor de 2 de cada 3 diabéticos pertenecen a una familia con historia de Diabetes. Aunque la genética es un factor importante, las características heredadas solas no son suficientes para producir la enfermedad, sin la influencia de otros factores que no son completamente conocidos.

 

SÍNTOMAS de la diabetes

Aumento de la sed en cuanto a veces y volumen de líquido preciso. Aumento de la frecuencia y volumen de orina. Pérdida de peso a pesar del aumento del apetito. Vaginitis, infecciones de la piel, visión borrosa y frecuentes infecciones de vejiga. Ocasionalmente impotencia en el hombre y desaparición de la menstruación en la mujer.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para la diabetes

El estilo de vida juega un papel muy importante en el tratamiento de estos pacientes. El manejo y progresión de la Diabetes están ligados estrictamente a la conducta. Los pacientes con Diabetes deben de estar preparadas para afrontar la enfermedad de tres maneras:

  • Plan apropiado de control de dieta y peso.
  • Actividad física.
  • Medicación (si es necesaria).

DIETA

Una dieta apropiada es esencial, es necesario elaborar una dieta específica para cada individuo orientada, básicamente, hacia la reducción de peso mediante un control individual y el establecimiento de unos patrones de comida.

Las bebidas alcohólicas tienden a agravar ésta. Así que debe de limitar el consumo de alcohol. Además el alcohol es una fuente de calorías concentrada, y su consumo puede complicar el control del peso. Los diabéticos deben regular cuidadosamente el consumo de hidratos de carbono (azúcar y almidones), grasas y proteínas.

Su dietista le organizará un programa adecuado. Debe evitar el consumo de azúcares, tales como pasteles, tartas, bombones o bebidas dulces. Es conveniente incluir en la dieta alimentos ricos en fibra tales como el pan de trigo y centeno, frutas y vegetales.

EJERCICIO

El ejercicio es otra parte importante en el tratamiento de los diabéticos. El ejercicio regular ayuda a mantener el peso adecuado, pero más importante todavía es el beneficio sobre el aparato circulatorio. Los músculos utilizan más glucosa durante el ejercicio vigoroso, lo cual ayuda a que el nivel de glucosa disminuya. Su médico le ayudará a establecer un programa de ejercicios.

MEDICACIÓN

En principio, la insulina es una droga utilizada por diabéticos menores de 40 años, mientras que los hipoglucémicos orales los utilizan personas que han desarrollado la Diabetes después de esta edad, aunque hay excepciones a esta regla. Como su nombre indica, los pacientes con DMID requieren insulina, y aquellos con DMNID pueden o no requerir medicación. De todas formas, en todos los diabéticos, el factor más importante en el uso y dosis de los medicamentos es la voluntad individual de seguir la dieta y los ejercicios. La decisión de usar insulina o hipoglucemiantes está basada en el grado de severidad de la Diabetes. Para una persona obesa con DMNID, la dieta, acompañada por un régimen de ejercicios, será la solución. Si con estas medidas no se controla la enfermedad, su médico puede prescribir inyecciones de insulina o medicación oral. Para una persona con DMID, serán necesarias dosis de insulina, pero éstas dependerán, en parte, del cuidado que tenga en su dieta y ejercicio.

PREVENCIÓN

No se conoce prevención alguna para la DMID, pero la obesidad está muy asociada con el desarrollo de la DMNID, en personas mayores de 40 años. La reducción de peso puede ayudar a disminuir su desarrollo en algunos casos. Si su peso está un 10% o más por encima del recomendado para su talla y tamaño, hay algún diabético en su familia y es mayor de 40 años debe de reducir su peso. Una vez diagnosticado de Diabetes, hay una serie de medidas que usted debe de tomar para limitar el desarrollo y la aparición de posibles complicaciones. Un buen programa de ejercicios es crucial. Si usted es fumador la Diabetes debe proporcionarle la motivación que necesita para dejar de fumar.

Fumar es un riesgo adicional para los diabéticos. A esto se suma, además, el riesgo de enfermedades de corazón y otros efectos.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios