Enfermedades D

Difteria

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la difteria?

Ésta es una infección aguda, que por lo general ataca las vías respiratorias, pero puede atacar cualquier mucosa o herida de la piel.

¿Cómo se contrae la difteria?

El microorganismo suele penetrar a través de las vías respiratorias y diseminarse principalmente por las secreciones de las mismas, de pacientes con enfermedad activa y de portadores sanos.

El microorganismo que provoca la infección es el Corybebacterium diphtheriae, y también es frecuente que provoque miocarditis y neuritis tardía por una exotoxina.

El periodo de incubación es de dos a siete días.

 

SÍNTOMAS de la difteria

Difteria faríngea.

La característica de la enfermedad es una membrana gris adherente que se forma en amígdalas y paredes de la faringe. Rodeada de una zona estrecha de eritema y otra más ancha de edema.

Los síntomas iniciales son faringitis leve, fiebre y malestar general, seguidos rápidamente de signos graves de toxemia y postración. El edema de la faringe puede dificultar la respiración y la deglución si no se tratan a tiempo.

Si se desarrolla Miocarditis, encontraremos pulso filiforme rápido aunado a ruidos cardiacos no precisos arritmia cardiaca y por último, descompensación cardiaca con hipotensión arterial decreciente, congestión hepática, náuseas y vómitos concurrentes.

La Neuritis Tóxica afecta primero los nervios craneales, originando habla nasal, regurgitación de alimentos por la nariz, diplopía, estrabismo e incapacidad para deglutir que origina la acumulación de saliva y secreciones respiratorias.

La neuritis puede progresar hasta afectar los músculos intercostales y de las extremidades. Las manifestaciones sensoriales son mucho menos marcadas que la debilidad muscular.

Difteria nasal.

Generalmente son pocos los síntomas, pero ocasionalmente producirá exudado sanguinolento.

Difteria Laríngea.

Los signos y síntomas son los de obstrucción de vías respiratorias superiores en un paciente progresivamente más intoxicado.

Difteria cutánea.

Es más común en países tropicales y se asemeja al impétigo.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES de la difteria

El cultivo bacteriano confirmará el diagnóstico, ya que el frotis de garganta no suele ser seguro. En la neuritis posdiftérica se observa disociación albuminocitológica en el líquido cefaloraquídeo. Hay que establecer el diagnóstico probable de Difteria clínicamente sin aguardar a la comprobación de laboratorio, ya que requiere tratamiento de urgencia.

La prevención con inmunización activa con toxoide diftérico es parte de la inmunización usual de la infancia (por lo general DPT) con sus refuerzos apropiados. Los adultos deben de recibir inyecciones de refuerzo cada diez años después de la inmunización en la niñez.

  1. Antitoxina diftérica: Se aplica cuando no es posible descartar la difteria y se prefiere la vía intravenosa.
  2. Antimicrobianos: Se utilizan de preferencia penicilina y la eritromicina durante 7 a diez días.
  3. Corticosteroides.- Se utilizan cuando hay edema de laringe o cuando se ha presentado la miocarditis aguda.
  4. Analgésicos: Se puede administrar aspirina o codeína para el dolor.

En general el paciente deberá de permanecer en reposo absoluto, al menos por tres semanas. Hay que dar dieta blanda, irrigación de la garganta con solución salina según se tolere, o glucosada al 30% tibia, tres a cuatro veces al día.

La difteria es una enfermedad que deberá de tratarse con urgencia ya que la mortalidad varía de 10 a 30 % en personas de edad avanzada y cuando se ha retrasado el tratamiento.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios