Enfermedades C

Convulsiones Febriles

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué son las convulsiones febriles?

Es cuando se presentan movimientos desordenados, con perdida de la conciencia y que son secundarios a un episodio de fiebre. Son comunes aproximadamente en el 3% de los niños entre 6 meses y 6 años de edad, los cuales pueden tener convulsiones cuando tienen temperatura alta.

¿Qué lo provoca las convulsiones febriles?

Los niños pequeños no siempre pueden lidiar con un proceso febril como lo hacen los adultos, y la alta temperatura produce una irritación en el cerebro que desencadena las convulsiones. Las temperaturas altas suelen ser causadas por una infección, de la garganta o del oído, o en cualquier parte del organismo. Siendo en ocasiones la fiebre el único dato que indica la infección.

 

SÍNTOMAS de las convulsiones febriles

La actividad cerebral normal se altera con la convulsión: El niño puede sacudirse o doblarse, quedarse duro o aflojarse, perder contacto con el entorno y presentar dificultades respiratorias.

 

DIAGNÓSTICO de las convulsiones febriles

Mediante la observación de cualquiera de los síntomas descritos durante un proceso febril.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para las convulsiones febriles

Es conveniente intentar bajar la temperatura alta lo antes posible con la medicación que indique el pediatra- para evitar las convulsiones. Cuando el niño tiene una convulsión debe recostárselo sobre un costado, siempre acompañado por un adulto. Conviene llamar al médico o al servicio de emergencias sí la convulsión dura más de tres minutos. En general, el hecho de que un niño tenga un episodio de convulsiones no quiere decir que vaya a volver a sufrirlas cada vez que tenga fiebre. Las convulsiones febriles tampoco son la primera etapa de una epilepsia.

Es importante controlar el cuadro febril, ya que éste puede ocasionar daño neurológico en los niños.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios