Enfermedades E

Enfermedad Inflamatoria Pélvica

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica?

Son procesos infecciosos polimicrobianos. Que en ultimas fechas han aumentado de frecuencia por un incremento en las enfermedades de transmisión sexual. Siendo más comunes en las mujeres jóvenes, sexualmente activas con múltiples compañeros y en multíparas. Las mujeres que utilizan DIU corren el doble de riesgo de contraer la enfermedad. También es frecuente que las mujeres que se someten a cualquier tipo de instrumentación del útero (aborto provocado), presenten endoparametriosis.

¿Qué la provoca?

Entre otras bacterias podemos encontrar “N. Gonorrhoeae”, “Peptococcus”, “Bacteroides” y Clamidia. Aunque es posible que las bacterias que se encuentran en el endocérvix no sean las mismas que se encuentren en las trompas uterinas y en la cavidad peritoneal.

La enfermedad inflamatoria pélvica tuberculosa es frecuente en países en desarrollo, no responde a la antibioticoterapia y no se disemina por contacto sexual.

 

SÍNTOMAS de la enfermedad inflamatoria pélvica

Las mujeres con enfermedad inflamatoria pélvica presentan con frecuencia dolor abdominal bajo, escalofríos y fiebre, alteraciones menstruales, exudado cervical purulento y hipersensibilidad cervical y anexal.

En este padecimiento es común que se presente dismenorrea, dispareunia, esterilidad, febrícula recurrente y masas pélvicas sensibles.

 

DIAGNÓSTICO de la enfermedad inflamatoria pélvica

Datos de laboratorio: Se lleva a cabo un frotis Gram y cultivos de material endocervical y líquido obtenido por culdosentesis. Los resultados orientarán hacia el dianóstico. Es recomendable que también se efectúen cultivos de material uretral a la pareja sexual.

No siempre se encuentra elevada la cuenta leucocitaria y el índice de sedimentación.

Ultrasonido: El ultrasonido puede ser útil para diferenciar las masas de infección pélvica de las de endometriosis, miomas uterinos, quistes o tumores ováricos así como de los embarazos ectópicos.

Una cuarta parte de las mujeres con enfermedad inflamatoria pélvica desarrollan secuelas a largo plazo.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Es muy poco probable que exista enfermedad inflamatoria pélvica aguda si no existen antecedentes recientes de relaciones sexuales ni se utiliza el dispositivo (DIU).

Hay que descartar en embarazo ectópico por lo que se dede realizar una prueba sérica.

Con frecuencia se realiza la laparoscopia para el diagnóstico de enfermedad inflamatoria de la pelvis y es necesaria si no se tiene la certeza en el Dx. o la paciente no responde a los atibióticos después de 48 hrs. Es necesario observar el apéndice durante este procedimiento para descartar una apendicitis. Y se toman muestras para cultivo.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para la enfermedad inflamatoria pélvica

Las pacientes con más de 38° de temperatura, si están embarazadas, el diagnóstico es incierto o no toleran antibióticos bucales deberán de ser hospitalizadas.

La antibioticoterapia deberá de iniciarse a la brevedad con fármacos eficaces contra N. Gonorrhoeae, Clamidia y Anaerobios con el fin de conservar la fertilidad.

Amoxicilina 3g bucales o penicilina G procaína acuosa 4.8 millones de unidades IM seguidas de Doxiciclina o Tetraciclinas.

El tratamiento anterior es para pacientes deambulatorias ya que en el hospital se pueden administrar diferentes esquemas a base de Cefalosporinas solas o combinadas con tetlaciclinas. Así como Clindamicina con Gentamicina o Tobramicina. Metronidazol más Doxiciclina.

MEDIDAS GENERALES

El dolor se controla con analgésicos simples y hay que evitar las relaciones sexuales hasta que la recuperación sea completa con frecuencia de dos a tres meses.

MEDIDAS QUIRÚGICAS

Los abscesos tubaricos quizá requieran de extirpación quirúrgica o aspiración transcutánea o transvaginal.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios