Enfermedades E

Enuresis

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la enuresis?

Se conoce como enuresis cuando el niño se orina en la cama en forma involuntaria y se trata de un problema que causa molestias a los padres, y que además afecta emocionalmente al niño cuando no es adecuadamente manejado el problema.

¿Qué lo ocasiona?

El origen de ésta varía de autor en autor, hay quienes refieren que tiene su origen en problemas psicológicos y otros dicen que es debido a incontinencia por mal cierre del esfínter o por infecciones de las vías urinarias. Lo cierto es que la enuresis tiene un origen multifactorial y por tanto su manejo deberá de ser multidisciplinario.

 

SÍNTOMAS de la enuresis

Al hecho de mojar la cama, no se agrega ningún otro síntoma ya que los niños son normales completamente y en caso de existir algún problema este es de origen psicológico.

 

DIAGNÓSTICO de la enuresis

Realmente está dado por los padres cuando acuden al médico, ya que su niño moja la cama por las noches.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para la enuresis

Es frecuente que se inicie tratamiento después de los 5 años de edad; dada la posibilidad de curación espontánea en 15% de los pacientes, es preferible iniciar el tratamiento entre los 6 y los 7 años.

La mayoría de los niños se curara de forma espontánea.

El tratamiento se divide en medidas conductuales, medicamentos y el uso de alarmas.

Dentro de las medidas conductuales tenemos: hay que restringir la ingesta de líquidos a sólo 240 al. (un vaso) en las tres horas anteriores a que se duerma el niño, llevar al niño a orinar justo antes de irse a dormir.

Ya que hacer que se responsabilice y lleve un registro de la evolución de su problema. Motivarlo a que permanezca seco, reconocer su esfuerzo y darle recompensas por lograrlo; nunca se le debe castigar, hacerle burla ni reprimirlo por mojar la cama.

El tratamiento farmacológico o medicamentoso contempla fármacos como el acetato de desmopresina (DDAVP) y los antidepresivos tricíclicos como la imipramina.

DDAVP: Es un análogo sintético de la hormona llamada vasopresina u hormona antidiurética, que ayuda en el tratamiento de la enuresis, ya que disminuye el volumen urinario durante el sueño. Existe en spray nasal y en comprimidos.

Se debe dar de 30 a 60 minutos antes de ir a la cama y se debe restringir la ingesta de líquidos desde la tarde. El tratamiento con DDAVP disminuye el número de noches que el niño se moja, pero al suspender el medicamento el problema vuelve a presentarse.

IMIPRAMINA: Este fármaco es un antidepresivo tricíclico. Su mecanismo de acción en la enuresis incluye cambios en la profundidad del sueño. No es eficaz por mucho tiempo al descontinuar el medicamento. Un problema de este medicamento es que ocasiona muchos efectos colaterales, y puede llegar a causar intoxicaciones.

Las alarmas consisten en una esponjita que se coloca en el pijama del niño y que está unida por medio de un cable a un timbre que se fija al hombro o al brazo del niño; cuando se moja la esponjita suena la alarma.

Actualmente hay modelos de alarmas inalámbricos, y que en lugar de hacer sonar un timbre funcionan en forma vibratoria.

De cualquier forma, cuando la esponja se moja, se cierra el circuito eléctrico y la alarma suena o vibra. El niño puede responder al ruido o a la vibración levantándose justo al activarse la alarma, o sea, al inicio que empieza a orinarse, lo que le permite que termine de hacerlo en el baño.

La alarma ayuda a condicionar al niño a que contraiga el esfínter y se levante al baño a terminar de vaciar la vejiga. Su mecanismo de acción puede inducir a que el cerebro aprenda a aligerar el sueño, o que el músculo que forma la vejiga (detrusor) aprenda a relajarse durante el sueño, aumentando así su capacidad.

Por lo general, varias noches después del uso de la alarma muchos niños se despertarán en forma espontánea. Puede llevar hasta varias semanas que el niño logre dejar de mojar la cama. Se recomienda suspender la alarma cuando el niño es capaz de mantenerse seco toda la noche a pesar de tener una ingesta de líquidos normal. En el caso de una recaída, se reinicia la restricción de líquidos y el uso de la alarma hasta que se alcance un mes sin mojarse.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios