Enfermedades E

Exantemas por el Sol

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué son las Exantemas por el sol?

Son urticaria causada tras la exposición al sol. Es rara, y suele presentarse en adultos jóvenes. La sintomatología inicial es el prurito, seguido de habones localizados en la zona irradiada que aparecen a los pocos minutos de la exposición y persisten durante algunas horas, desapareciendo sin dejar lesiones residuales.

¿Cuáles son las causas?

La historia clínica es muy importante: edad de inicio, historia familiar de fotosensibilidad, estaciones del año con síntomas, duración necesaria de la exposición, latencia entre exposición e inicio de la clínica, descripción de la erupción y de su distribución, tiempo de resolución si se evita la exposición, protectores solares utilizados, fármacos que se han tomado, aplicaciones locales de productos cosméticos, exposición profesional (arcos de soldadura, láser, lámparas UVA, industrias, etc…) y otros.

 

SÍNTOMAS

Se caracterizan por reacciones retardadas anormales a los rayos UV del sol, manifestándose en forma de lesiones variadas: eritema, pápulas, placas y vesículas.

En cada enfermo, la erupción acostumbra a ser constantemente de una sola presentación, siendo las más frecuentes las papulosas y papulovesiculos.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El mejor tratamiento es la prevención, que en este caso consiste en permanecer cubierto, recordando que los rayos UVA pueden traspasar los cristales (en general, no filtran longitudes de onda > 320 nm) y que las nubes no son un factor de protección solar.

Además, la exposición directa al sol del atardecer es menos peligrosa que a la luz de un mediodía nublado. La luz blanca de los fluorescentes puede causar problemas sólo a los pacientes muy sensibles, dependiendo de su proximidad.

  • La ropa no ofrece una protección total, pues, según el tipo de tejido, su grosor y color puede permitir el paso de espectros de luz: ondas de larga longitud de onda (rayos UVA y luz visible) pueden atravesar tejidos delgados de nilón o de algodón.
  • Los factores de protección solar únicamente ofrecen un incremento en el tiempo de tolerancia a los rayos solares (especialmente por rayos UVB), pero de hecho pueden permitir llevar una vida normal. Se demuestran inútiles en espectros de acción amplios y para filtrar rayos UVA y luz visible. En estos casos puede ser eficaz el dióxido de titanio. Los factores de protección deben aplicarse 30-45 min antes de iniciarse la exposición al sol, siendo eliminados por el sudor y el agua.
  • En el caso de reconocer un fármaco o sustancia como responsable, su retirada no implica la desaparición inmediata de la fotosensibilidad, que puede persistir durante algún tiempo.
  • Como tratamiento tópico se pueden usar corticoides tópicos

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios