Enfermedades F

Fasciolasis Hepática

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la fasciolasis hepática?

La fasciolasis hepática es un padecimiento que afecta el hígado del hombre, específicamente los conductos biliares. Lugar en que maduran los parásitos y causas alteraciones inflamatorias y obstructivas.

¿Qué la provoca y como se adquiere?

La infección esta dada por la Fasciola hepática o duela del hígado de oveja, y se adquiere al ingerir metacercarias enquistadas en berros y otros vegetales acuáticos o con el agua contaminada.

Los huevos del gusano, eliminados en las heces del huésped, liberan un miracidio que infecta caracoles, mismos que posteriormente liberan cercarias que se enquistan para completar el ciclo de vida.

En el hombre las metacercarias salen de los huevos, penetran y emigran a través del hígado, y maduran en los conductos biliares en donde causan alteraciones inflamatorias y obstructivas. Las fasciolas (duelas) adultas miden 3 por 1.5 cms.

 

SÍNTOMAS

Aunque la infección suele ser leve, pueden desarrollarse 3 síndromes clínicos: agudo, crónico latente y crónico obstructivo. La enfermedad aguda se relaciona con la migración de larvas inmaduras a través del hígado. Los síntomas cardinales son hígado crecido y sensible, fiebre alta, leucocitosis y eosinofilia elevada. Puede haber dolor en epigastrio o cuadrante superior derecho. Se puede acompañar de cefalea, anorexia y vómito. En las enfermedades graves puede estar el paciente postrado, desgastado e ictérico

En la fase latente crónica muchos pacientes son sintomáticos. Los que presentan síntomas, se caracterizan por dolor en epigastrio o cuadrante superior derecho, vómito o diarrea y hepatomegalia.

En la fase obstructiva se presenta si se ocluyen los conductos biliares extrahepáticos, provocando un cuadro similar a la coledocolitiasis.

El diagnóstico se establece, al encontrar los huevecillos característicos en las heces, en otras ocasiones solo se establece éste al encontrar los huevecillos en el drenaje biliar y en casos muy raros por medio de biopsia.

Las pruebas serológicas pueden ser útiles en el diagnóstico, sobre todo en la fase aguda.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

En áreas endémicas no hay que ingerir plantas acuáticas crudas, el lavado no destruye las metacercarias pero el cocimiento sí.

El agua destinada para beber debe de hervirse o purificarse.

El tratamiento farmacológico es a base de antiparasitarios, que deberán ser administrados por un profesional.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios