Enfermedades F

Fiebre Aviar

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la gripe aviar? 

La gripe aviar, es una gripa que afecta a las aves. Algunas especies salvajes, como las migratorias, pueden portarlo sin enfermarse, pero al entrar en contacto con algunas aves domésticas, entre ellas patos, pollos y pavos, pueden infectarlas y hasta matarlas.

El problema de la gripe aviar, es el riesgo de que el virus de la gripa humana se mezcle con el de la influenza aviar en una persona, y de la mezcla salga otro virus (mutación) agresivo, que pueda transmitirse fácilmente entre personas. Situación de la cual no estamos prevenidos, lo que puede ocasionar una pandemia.

Por lo general la infección es propagada por la migración de las aves infectadas y a las acciones de las personas al trasportar alimentos, equipos y vehículos entre las áreas contaminadas con secreciones respiratorias o excrementos infectados. El tiempo de supervivencia de estos virus en el ambiente depende de las condiciones de temperatura y humedad, pero pueden sobrevivir hasta semanas en condiciones frescas y húmedas.

La gripa aviar no es motivo para cancelar un viaje a países que tienen o han reportado presencia del virus. Pero se recomienda evitar el contacto con aves vivas en mercados, zoológicos, reservas naturales y granjas.

¿Qué la produce?

 La gripe aviar es provocada por un virus de la familia de la influenza, de los cuales existen 16 tipos. Estos virus rara vez  infectan a los humanos, aunque desde 1997 se han presentado casos, sobre todo en Asia, causados por el H5N1, que es uno de los virus más peligrosos. Este virus ha sido hallado, las últimas semanas, en Turquía, Rumania y China. Los virus antes mencionados son del tipo A, los cuales se distinguen genéticamente de los virus de la gripe que normalmente infectan a los humanos.

 Existen muchos subtipos de virus A de la gripe aviar, entre ellos el H7 y el H5. Los virus de la gripe aviar pueden clasificarse en “poco patogénicos” o “altamente patogénicos”, según sus características genéticas y la gravedad de la enfermedad que provocan en las aves de corral.

 Los casos en humanos se han detectado entre trabajadores de granjas y en personas que conviven con aves. Ya que las aves infectadas expulsan los virus en la saliva, las secreciones nasales y las heces. Cuando la gente está en contacto directo y por mucho tiempo con estos animales, pueden inhalar estos fluidos y terminar infectadas.

 No existe evidencia de contagio por vía alimentaria. Al parecer, el virus muere durante la cocción de la carne y los huevos.

 En 2003, durante un brote de gripe aviar entre aves de corral en los Países Bajos, se registraron infecciones por virus de la gripe del tipo A (H7N7) en personas que habían trabajado con las aves, así como en sus familias. Se registraron más de 80 casos de enfermedad por H7N7 (con síntomas en su mayoría limitados a infecciones de los ojos y algunos síntomas respiratorios), de los cuales un paciente falleció (un veterinario que había visitado una granja afectada por el virus de la gripe del subtipo H7N7).

 

SÍNTOMAS

La sintomatología de la gripa aviar en humanos, es similar a los de una  gripa cualquiera;  encontrándose fiebre, tos, dolor de garganta, dolor muscular y malestar general, que se complica y afecta severamente los pulmones y otros órganos hasta amenazar la vida.

 

DIAGNÓSTICO

Para el diagnóstico de la gripe aviar en las personas que se sospeche que están infectadas se les tomará una muestra respiratoria para realizar pruebas de RT-PCR para la detección de la gripe del tipo A y, si es posible, de H1 y H3. Si no es posible hacer estas pruebas en el estado o si el resultado de las pruebas locales es positivo, debe comunicarse a las autoridades sanitarias y enviarles la muestra para que hagan las pruebas.

No debe intentarse aislar el virus a menos que se disponga de una instalación con nivel 3+ de bioseguridad para que reciba las muestras y haga el cultivo de las mismas. En condiciones óptimas, debe tomarse una muestra sérica en la fase aguda (dentro de una semana a partir de la aparición de la enfermedad) y en la fase convaleciente (3 semanas después de la aparición de la enfermedad) que debe almacenarse localmente en caso de que sea necesario realizar pruebas para la detección de anticuerpos del virus de la gripe aviar.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

No existen vacunas que protejan a los humanos contra el virus H5N1 (causante de la gripa aviar severa). Pero si existe para las aves. La vacuna contra la gripe humana no confiere protección contra la gripa aviar, pero se recomienda su uso en aquellos grupos de riesgo como ancianos, enfermos crónicos, profesionales de la salud, embarazadas después del segundo trimestre y los niños mayores de 6 meses.

El tratamiento médico de las personas ya infectadas, es a base  de antivirales (medicamentos que disminuyen la proliferación de virus en el cuerpo) los cuales parecen tener algún efecto. Aunque hay muchos, algunos parecen ser más efectivos para el manejo de casos provocados por el H5N1, como el oseltamivir (Tamiflu).

 

RECOMENDACIONES:

Se recomienda a los viajeros consultar centros de vacunación para evaluar la necesidad individual de vacunas contra la gripa humana. No se ha reportado que la gripe aviar se pueda contagiar de persona a persona, pero se recomienda que las personas infectadas estén aisladas.

Las personas que se enfermen por estar en contacto con aves contaminadas con la gripe aviar deben de buscar atención médica. Y se recomienda que  permanezcan en casa hasta 24 horas después de que haya bajado la fiebre, a menos que se establezca un diagnóstico diferente o que los resultados de las pruebas diagnósticas indiquen que el paciente no está infectado con el virus A de la gripe.

Las personas bajo observación y que permanezcan en su casa  deben seguir buenas prácticas de higiene respiratoria y de las manos a fin de disminuir el riesgo de transmisión del virus a otras personas.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios