Enfermedades G

Glaucoma de Ángulo Abierto

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es el glaucoma de ángulo abierto?

Es la elevación de la presión intraocular de manera permanente (crónica) en un lapso de meses o años, lo que origina atrofia óptica con pérdida de la visión que varía de una constricción ligera de los campos visuales periféricos nasales superiores a la ceguera total.

¿Qué lo provoca?

No se ha demostrado claramente la causa de la disminución de la salida de líquido en el glaucoma de ángulo abierto. El desarrollo es multifactorial sin un factor hereditario claro. Este tipo de glaucoma se presenta en edad más temprana y es más frecuente en individuos de raza negra y a diferencia del glaucoma de ángulo estrecho puede originar daño más grave en el nervio óptico.

El padecimiento es bilateral y un 25% de los casos no se diagnostica.

Casi el 90% de los glaucomas son de ángulo abierto.

 

SÍNTOMAS

El padecimiento no da síntomas al inicio por lo que se puede encontrar en el examen un “acopamiento” ligero del disco óptico y en algunos pacientes se puede observar alteraciones en las capas de las fibras nerviosas de la retina como dato inicial.

Los campos visuales se reducen de manera gradual, permaneciendo la visión central adecuada hasta una fase tardía de la enfermedad.

Hay elevación persistente de la presión intraocular acompañada de acopamiento patológico de los discos ópticos. La presión intraocular normal es de 10 a 25 mm Hg.

Las tres pruebas principales para el diagnóstico y valoración clínica del glaucoma son la tonometría, la observación oftalmológica del nervio óptico y loa estudios de campo visual central. Más sin embargo, excepto en el glaucoma agudo no se establece el diagnóstico basándose en la medición tonométrica, ya que diversos factores pueden afectar la presión.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Un bloqueador beta adrenérgico (Timolol) en dosis de una gota cada 12 horas de una solución de 0.25 ó 0.5% es eficaz como antiglaucoma. Cuidando siempre que el paciente no tenga enfermedades reactivas de las vías respiratorias o insuficiencia cardiaca. De ser positivo se utilizara el betaxolol.

La pilocarpína que se utilizo por casi un siglo, aun es vigente y se puede usar en combinación con el timolol y la adrenalina.

Los inhibidores de la anhidrasa carbónica (Eje. Acetazolamida) se utilizan con menor frecuencia desde el advenimiento del timolol.

Cuando el tratamiento farmacológico falla, la trabeculoplastia con rayo láser es un buen método para reducir la presión intraocular.

Es recomendable en todas las personas mayores de 20 años un examen tonométrico y oftalmológico cada tres o 5 año. Si hay antecedentes de glaucoma intrafamiliar es recomendable el examen anual.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios