Enfermedades H

Hemofilia

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la Hemofilia?

La hemofilia es un desorden de coagulación sanguínea que es causado por deficiencia de los factores coagulantes VIII o Factor antihemofílico A (globulina antihemofílica) en cuyo caso se habla de hemofilia A, o IX Factor antihemofílico B (factor Christmas), caso en el que se trata de hemofilia B. Si uno solo de los catorce factores coagulantes de la sangre no funciona adecuadamente, la capacidad de coagular las heridas para detener una hemorragia se ve fuertemente disminuida o incluso desaparece.

¿Cómo se contrae?

La hemofilia es una enfermedad congénita, se transmite hereditariamente y más frecuentemente en personas del sexo masculino. Las mujeres pueden ser portadoras, pero es muy inusual que presenten los síntomas, y sus hijos tienen una posibilidad de 50% de contraer la enfermedad.

La mayoría de los casos se dan en personas con historial familiar de hemofilia, pero 33% aparecen en aquellos que no tienen historial familiar de dicha enfermedad.

La incidencia mundial de hemofilia A es de aproximadamente un hombre por cada diez mil, y cinco veces menor para la hemofilia B.

 

SÍNTOMAS

La hemofilia se manifiesta en forma de hemorragias, en ocasiones espontáneas pero más frecuentemente causadas por traumas o golpes. Estas hemorragias pueden, en caso de no ser detenidas, dañar articulaciones y músculos cuando son internas (hematomas).

Es frecuente que se origine una hemorragia a partir de un trauma leve, casi imperceptible, frecuentemente en las rodillas.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento de episodios de sangrado en un paciente hemofílico puede ir desde la simple aplicación de presión sobre la herida o hemorragia, o inclusive la administración directa de los factores deficientes.

Es recomendable llevar una buena higiene oral considerando el riesgo que puede presentar una intervención dental.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios