Enfermedades H

Histoplasmosis

INFORMACIÓN GENERA 

¿Qué es la histoplasmosis?

La histoplasmosis es una enfermedad infecciosa, que presenta cuadros clínicos que van desde formas benignas (asintomáticas), hasta cuadros agudos o crónicos de vías respiratorias, granulomas y en ocasiones hasta infecciones generalizadas.

Cabe recordar que el cuadro que con mayor frecuencia se presenta es aquel que afecta las vías respiratorias.

¿Qué ocasiona la histoplasmosis?

La histoplasmosis es provocada por un hongo, el Histoplasma capsulatum. Este hongo se encuentra en la naturaleza en fase misceliana y está constituido principalmente por filamentos de 1 a 1.5 micras de diámetro. en la naturaleza el hongo se alimenta de materia orgánica en descomposición, la cual debe de tener cierto grado de humedad y calor.

El mecanismo de contagio es a través de la inhalación de esporas en el polvo del aire. No se ha demostrado que se contagie de hombre a hombre ni a partir de otros mamíferos infectados.

Cuando el hongo infecta los tejidos animales, éste presenta una fase levaduriforme, la cual está constituida por corpúsculos ovalados de 1.5 a 3 micras de diámetro.

La histoplasmosis se encuentra en todo el mundo y es una de las enfermedades micóticas que se presentan con más frecuencia. Siendo la población más afectada la que vive en zonas rurales, especialmente los granjeros. Este padecimiento también se ha presentado en forma epidémica y esta relacionado con la inhalación de guano de murciélago o excremento de aves como el pollo, pichones y pájaros.

En la ciudad de México es raro encontrarla y cuando se presenta algún caso, estos son foráneos.

 

SÍNTOMAS de la histoplasmosis

La primera infección por H. Capsulatum es asintomática en la mayoría de los casos, en algunas ocasiones se puede manifestar por una enfermedad respiratoria aguda que se caracteriza por fiebre, tos seca, astenia, fatiga, vomito y pérdida de peso. Cuando se explora al paciente se puede encontrar un eritema nodoso. Es frecuente que el síntoma predominante sea la fiebre y solo se maneje como un síndrome febril.

Cuando se presenta una reinfección el cuadro es semejante al anterior, pero generalmente menos grave con un periodo de incubación más corto, entre 3 y 7 días.

En caso de que la histoplasmosis ataque a pacientes inmunodeprimidos, ésta es de gravedad variable, y se caracteriza por fiebre que dura de 2 a 10 semanas en los casos agudos y de varios años en los crónicos, acompañándose de anorexia, náuseas, vómitos, enterroragias, diarrea y síntomas de neumonía intersticial, hepatoesplenomegalia, adenomegaleas generalizadas, anemia. Leucopenia, trombocitopenia y elevación de moderada de transaminasas y bilirrubinas.

Radiológicamente se encuentra neumonía de focos múltiples con adenopatía hiliar.

En casos de histoplasmosis generalizada se puede llegar a observar aparte de lo antes mencionado o en forma predominante, manifestaciones focales como colitis ulcerativa, enfermedad de Adison por ataque a las glándulas suprarrenales, úlceras orofaríngeas y cutáneas, meningitis, pericarditis, miocarditis y endocarditis.

El cuadro de la histoplasmosis pulmonar crónica es muy semejante al de la tuberculosis y se presenta casi exclusivamente en pacientes con enfisema pulmonar pre-existente.

 

DIAGNÓSTICO de la histoplasmosis

El diagnóstico de histoplasmosis se debe de sospechar ante un cuadro clínico sugestivo y en aquellos casos que tengan antecedentes de exposición al hongo y sobre todo en zonas endémicas.

La intradermoreacción con histoplasmina estándar al 1:100 se considera positiva cuando el área de induración es mayor a 5mm de diámetro.

Dentro de la serología una prueba útil es la fijación de complemento y es positiva en poco más del 85% de los casos de infección primaria, menos frecuente en las reinfecciones y menos aún en la histoplasmosis generalizada.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para la histoplasmosis

La mayoría de las infecciones no requiere de tratamiento por ser asintomática. En los casos en los que se haya comprobado la presencia del Histoplasma, solamente se manejara sintomáticamente y con medidas de apoyo como es el reposo, analgésicos y transfusión de sangre o de sus fragmentos según el caso ya que casi todas se curan espontáneamente.

Está contraindicado el uso de corticoesteroides, ya que pueden agravar el caso por favorecer la diseminación.

Solo en los casos diseminados graves se utilizará antimicóticos.

El pronóstico es bueno y solo se ensombrece con las formas diseminas, focalizadas y con la neumopatía crónica cavitada.

En la actualidad no existe alguna medida específica de prevención que sea efectiva, a nos ser el evitar penetrar a sitios confinados en los que exista el guano del murciélago o de aves.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios