Enfermedades L

Leucemia Granulocítica Crónica

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la leucemia granulocítica crónica?

La leucemia mieloide crónica o leucemia granulocítica crónica es un padecimiento en el cual aumenta la producción de glóbulos blancos en la medula ósea.

La medula ósea tiene la función de producir las células de la sangre (blancas, rojas y plaquetas) por ello en ella se encuentran las células jóvenes no diferenciadas, todavía, de cada uno de estos grupos (leucocitos, hematíes, plaquetas).

¿Qué la ocasiona?

En la leucemia, los blastos (células inmaduras) que se están transformando en leucocitos polimorfonucleares (granulocitos) no maduran y son muy numerosos. Por ello aparecen en la sangre.

Las células cancerosas de la leucemia son portadoras de un cromosoma que no es normal, a este se le conoce como cromosoma Filadelfia. Éste persiste a pesar del tratamiento.

La leucemia mielógena crónica progresa lentamente y por lo general se da en personas de edad media o avanzada, aunque también se puede dar en niños

 

SÍNTOMAS

En las primeras fases de la leucemia mieloide crónica algunos pacientes no presentan síntomas. Y cuando estos aparecen se pueden encontrar: cansancio intenso, fiebre no elevada, falta de apetito, sudoración nocturna, sensación de distensión abdominal (bazo inflamado).

FASE CRÓNICA: En esta fase, que puede durar meses o años, se encuentran pocos blastos tanto en la sangre como en la médula ósea.

FASE ACELERADA: Aparecen blastos en la sangre y en la medula con disminución de células normales.

FASE BLASTICA: Por lo menos 1/3 de las células de la sangre y medula son blastos, pueden aparecer cúmulos de estas células en forma de tumores a nivel de huesos o ganglio.

También puede haber un cuadro de infiltración meníngeo, con infiltración de blastos en el líquido cefalorraquídeo.

FASE REFRACTARIA: Cuando los blastos no disminuyen a pesar del tratamiento.

 

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangre común en el que aparecen muy aumentados los leucocitos, y si esto se confirma se realiza una biopsia de medula ósea para ver el grado de afectación.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento de la leucemia mieloide crónica se lleva a cabo mediante varios métodos, los cuales son: quimioterapia, radioterapia, trasplante de médula ósea y la inmunoterapia con factor estimulante o inhibidores de colonias de células.

El trasplante de medula ósea se realiza destruyendo totalmente la médula del paciente y luego se sustituye ésta por otra médula, de un donante cuyas características sean similares. Por ello se eligen familiares compatibles (muy parecidos en los marcadores de las células). Lo complicado es el estudio de la compatibilidad ya que la técnica en sí es sencilla y se aplica directamente con una aguja en la médula.

TRATAMIENTO POR FASES

FASE CRÓNICA: Se realiza con los siguientes tratamientos:

  • Trasplante de medula ósea.
  • Inmunoterapia.
  • Quimioterapia para reducir el número de blastos.
  • Cirugía para extraer el bazo (esplenectomía).

FASE ACELERADA: Se realiza con los siguientes tratamientos:

  • Trasplante de medula ósea.
  • Quimioterapia para reducir el número de glóbulos blancos.
  • Transfusiones de sangre o productos sanguíneos para aliviar los síntomas.

FASE BLASTICA: Se realiza con los siguientes tratamientos:

  • Quimioterapia.
  • Trasplante de medula ósea.
  • Radioterapia para aliviar los síntomas causados por tumores formados en el hueso.

AFECTACIÓN MENINGEA: Se realiza con los siguientes tratamientos:

  • Quimioterapia intratecal.
  • Radioterapia al cerebro.

FASE REFRACTARIA: El tratamiento se lleva a cabo con tratamientos más enérgicos o con diversas pautas que se encuentran en estudio para su evaluación.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios