Enfermedades L

Linfedema

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es el linfedema?

El linfedema es un padecimiento que afecta el flujo normal de la linfa en una extremidad.

¿Qué lo ocasiona?

Es debido a anormalidades congénitas del desarrollo que se caracteriza por afección hipo o hiperplásica de los linfáticos proximales o dístales y se le denomina como forma primaria. La obstrucción suele encontrarse en los conductos y ganglios linfáticos pélvicos o lumbares cuando la enfermedad es extensa y progresiva.

Cuando existe una obstrucción mecánica de los linfáticos por traumatismo, resección o radiación de ganglios linfáticos regionales o afección extensa de estos por una enfermedad maligna o filariasis se le denomina secundaria. En ambos casos causa incompetencia del sistema valvular, alterando el flujo normal a lo largo de los vasos linfáticos y originando estasis progresiva de un líquido rico en proteínas con fibrosis secundaria.

 

SÍNTOMAS

Pueden superponerse episodios de inflamación aguda y crónica, con estasis y fibrosis adicionales. Hay hipertrofia del miembro con engrosamiento y fibrosis notables de la piel y el tejido subcutáneo y disminución del tejido adiposo.

El edema es indoloro en una o en ambos miembros inferiores, principalmente en mujeres jóvenes. Al inicio el edema es con fovea, que se torna duro y con frecuencia sin fovea cuando se torna crónico.

No existen varicosidades, ni pigmentación por estasis y no hay ulceraciones.

Así mismo se puede acompañar de linfangitis y celulitis.

 

DIAGNÓSTICO

La linfangiografía y los estudios con isótopos radiactivos suelen ser útiles para precisar el defecto linfático específico.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento conservador, basándose en la elevación de miembros especialmente durante las horas de sueño (15 a 20 grados, colocando almohadas debajo del colchón), vendajes elásticos o medias elásticas para trabajo pesado, masaje hacia el tronco para drenar el edema, sea manual o por medio de una bomba lineal de Wright, no son del todo satisfactorios.

Para evitar la celulitis es necesario mantener una higiene adecuada, y tratar oportunamente cualquier tricofitosis de los dedos de los pies.

En caso de exacerbaciones premestruales o estacionales, será necesario administrar diuréticos.

La anastomosis linfaticovenosa por microcirugía ha proporcionado algunos resultados cosméticos y funcionales satisfactorios, en particular en el linfedema primario. Esta técnica puede sustituir a otros actos quirúrgicos que son deformantes y que tienen como fin introducir puentes linfáticos o conexiones venosas linfáticas.

La amputación es el último recurso en las formas graves o cuando se desarrolla un linfangiosarcoma en la extremidad.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios