Enfermedades M

Mácula

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la mácula?

Es una enfermedad degenerativa que afecta el centro de la retina en personas mayores de 60 años. Es la segunda causa de ceguera más frecuente en los ancianos, por detrás de la diabetes.

¿Cuáles son las causas?

Se han planteado diversas teorías como causa de esta degeneración macular en parte se culpa a la luz ultravioleta y en otras teorías a factores nutricionales. La retina es la parte del ojo sensible a la luz que está situada en la parte posterior del ojo, tiene la función de convertir la luz recibida en estímulos nerviosos que se trasmiten al cerebro.

Es un tejido muy sensible y pequeñas alteraciones en ella pueden llevar a la ceguera. La porción central de la retina se llama mácula y es la parte responsable de la función visual fina y discriminativa, es la zona donde la visión adquiere perspectiva de espacio y sirve para leer, conducir u otras visiones más especializadas. En la degeneración macular es la porción de la retina más afectada.

 

SÍNTOMAS

El más característico es la perdida de agudeza visual. Hay dos formas de presentación con diferencias de síntomas:

  • La forma seca se caracteriza por la perdida de la visión central y es progresiva. Es una atrofia central macular.
  • La forma húmeda es de aparición más aguda y aparece una visión distorsionada o de líneas extrañas.

Es una atrofia más difusa con hemorragias constantes en toda la retina.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Como se desconocen las causas, el tratamiento es poco efectivo. Se suelen dar suplementos nutricionales de vitaminas y cinc. Si los vasos afectados no están en la mácula se realiza una coagulación mediante láser para evitar que el cumulo de vasos alterados produzcan nuevas hemorragias, en el caso de degeneración macular húmeda. El control periódico del fondo de ojo puede prevenir la aparición de algunas formas de degeneración macular.

A partir de síntomas característicos como es la perdida de visión se realiza un examen del fondo del ojo mediante la dilatación de la pupila, en ella se pueden observar cambios de los vasos sanguíneos. Además se puede realizar una angiografía con fluoresceína. Esta técnica se realiza mediante la inyección de un colorante llamado fluoresceína, a través del torrente sanguíneo, luego se fotografía la retina en secuencias constantes, cuando el colorante pasa por los vasos de la retina. Pudiéndose apreciar las alteraciones de vascularización con mayor claridad.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios