Enfermedades P

Pancreatitis

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la Pancreatitis?

Inflamación e irritación del páncreas. El páncreas es una glándula alargada y en forma de cono que se encuentra detrás del estómago. Sirve para fabricar y segregar enzimas digestivas, así como las hormonas insulina y glucagón.

¿Cuáles son las causas?

Todos los tipos de pancreatitis conllevan irritación e inflamación del páncreas, de forma pasajera o con daño permanente. Los tipos básicos de pancreatitis son dos:

  • Pancreatitis aguda. Inflamación aguda del páncreas que se resuelve con el tratamiento correcto, sin dejar secuelas. En el 80 % de los casos se debe a enfermedades de las vías biliares o al alcoholismo. El 20 % restante se debe a fármacos, infecciones, algunas exploraciones (sobre el propio páncreas) o intervenciones quirúrgicas en el abdomen (estómago, vía biliar). Tiende a repetirse, con daños cada vez más permanentes, convirtiéndose en una pancreatitis crónica.
  • Pancreatitis crónica. Inflamación del páncreas, con daño persistente aún después de haber eliminado la causa y haber controlado los síntomas clínicos. La causa más frecuente es el alcoholismo. De cualquier forma, un episodio de pancreatitis consiste en que los enzimas del páncreas se activan masivamente, causando muerte del propio tejido pancreático y a menudo, una hemorragia alrededor del tejido muerto.

La pancreatitis es grave, y sin tratamiento puede llegar a causar la muerte de la persona afectada en unos días.

 

SÍNTOMAS

Los síntomas típicos de pancreatitis son los de un abdomen agudo, es decir, los de un cuadro de máximo dolor abdominal similar al de una perforación o una peritonitis, de comienzo brusco y que dura desde unas horas hasta varios días.

Se acompaña de náuseas, vómitos, febrícula e importante malestar general.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Pancreatitis aguda. Es una urgencia médica y el tratamiento consiste en:

  • Ayuno absoluto y aspiración del contenido del estómago con una sonda.
  • Tratamiento del dolor con analgésicos potentes I.V. o I.M.
  • Reposición intravenosa de líquidos y sales (sueros).
  • Tratamiento precoz de todas las posibles complicaciones.
  • Si no hay mejoría en las primeras horas o días, suele ser necesario el traslado a una Unidad de Cuidados Intensivos.

Pancreatitis crónica. Los episodios de exacerbación de una pancreatitis crónica se tratan igual que la pancreatitis aguda. Posteriormente, es imprescindible abandonar para siempre el alcohol. Puede ser necesario el tratamiento del dolor crónico con analgésicos, antiácidos o enzimas pancreáticos.

Pancreatitis complicada. Las complicaciones como el seudoquiste o la infección secundaria suelen requerir cirugía.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios