Enfermedades M

Muerte Súbita

INFORMACIÓN GENERAL

(Muerte en Cuna o Muerte Blanca)

¿Qué es la muerte súbita?

El SMSL o síndrome de muerte súbita se define clínicamente como la muerte repentina e inesperada por su historia de un lactante aparentemente sano en la cual los estudios post-mortem no demuestran una adecuada causa de la misma. En los países desarrollados es la causa más frecuente de mortalidad infantil entre los 30 días y los 12 meses de edad.

El SMSL es más común entre los 2 y 5 meses de edad. Alrededor del 80 % de las muertes ocurre entre el primer y sexto mes. Entre los 6 y 12 meses ocurre el 15 % de las muertes y luego del primer año de vida del niño tan solo el 5 % de ellas. En la década del 80 la incidencia del SMSL era de 2 de cada 1,000 recién nacidos vivos. Alrededor del 60 % son varones y un 40 % mujeres.

¿Qué lo ocasiona?

El síndrome de muerte súbita, a pesar de las investigaciones realizadas en los últimos 20 años, aún no tiene respuesta, es una de las enfermedades más desconocidas de nuestros días. Se considera el SMSL como un proceso causado por varios factores, incidiendo en un lactante aparentemente sano, que altera su respiración y conduce a su muerte inesperada mientras duerme.

En la actualidad se pueden reducir los riesgos, pero se desconoce los mecanismos que llevan a la muerte. Mientras que la mortalidad infantil ha disminuido sustancialmente en los países desarrollados, el SMSL ha aumentado en importancia. Alrededor del 60 % de los niños fallecidos por el SMSL cursan infecciones respiratorias banales, las cuales no justifican la muerte. El SMSL ocurre tanto en niños alimentados con leche materna exclusiva como en aquellos alimentados con leches de vaca modificada o pura.

La muerte ocurre en cualquier lugar donde duerma el niño: cuna, catre, silla para el automóvil, etc. El SMSL no es contagioso. No existen signos de alarma que puedan predecir el SMSL.

 

SÍNTOMAS

No existe una sintomatología o signología que nos indique cuando un niño va a sufrir una muerte súbita, por tal motivo solo comentaremos los factores que pueden tener o representar un riesgo para el bebé.

Debe de dedicarse especial atención a 3 grupos de lactantes:

  • PREMATUROS: Algunos prematuros que presentan apneas o pausas prolongadas sin respirar y a algunos prematuros con displasia bronco pulmonar.
  • LACTANTES: Lactantes que presentan una apnea de causa desconocida o un Episodio Aparentemente Letal (sensación de falta de respiración, cambios de coloración, piel morada o pálida, pérdida de tono muscular o fuerza, con aspecto de muerte inminente y que se recupera después de una reanimación vigorosa). Posteriormente estos niños presentan signos físicos normales. No obstante es fundamental aclarar las circunstancias del episodio y matizar sus características, ya que las posibilidades de reincidencia son muy altas.
  • HERMANOS: posteriores o gemelos de una víctima del SMSL, por las posibilidades de reincidencia que existe. También es recomendable que se ponga atención a los siguientes factores, que son indicadores de riesgo de SMSL y los datos más comunes observados en la mayoría de los lactantes son los siguientes:
  • EDAD: Poco común antes del mes y después de los 6 meses. Máxima incidencia entre los 2 y 4 meses. Esporádico desde los 6 a los 12 meses. Excepcional después del año.
  • SEXO: Mayor frecuencia en varones que en mujeres en una proporción de 3X2.
  • ENFERMEDADES: Historia de infección respiratoria leve o síntomas gastrointestinales la semana previa.
  • REINCIDENCIA: Hermanos siguientes 2,1% (10 veces más). Hermanos gemelos 4,2% (20 veces más).
  • TIPO DE LACTANCIA: Más frecuente cuando reciben lactancia artificial.
  • FACTORES ASOCIADOS AL NIÑO: Más frecuente en pretérminos pequeños por su edad de gestación, pretérminos con displasia pulmonar, neonatos con anoxia neonatal. Test de Apgar bajo, menor respuesta a estímulos, mayor frecuencia de ingresos hospitalarios, lactantes con reflujo gastro-esofágico y/o con dificultad al tomar alimento.
  • FACTORES ASOCIADOS A LA MADRE: Madres multíparas con intervalos cortos entre embarazos, solteras, madres jóvenes, historia de abortos previos, anemias durante el embarazo, adicción al tabaco o drogas (opiáceos o cocaína), falta de cuidados-controles pre y postnatales.
  • FACTORES AMBIENTALES: Mayor predominio en áreas urbanas en los meses fríos y durante el sueño (entre las 00.h y las 9h) y en bebés que duermen boca abajo.
  • ANTECEDENTES DE APNEA O EAL (Episodio Aparentemente Letal): Ante un EAL, es importante que los padres estén atentos al lugar y circunstancias de la crisis, relación con el sueño y la toma de alimento, sensorio, color de la piel (morada o pálida), tono, postura o movimientos anormales, duración de la crisis y tipo de reanimación requerida.

 

DIAGNÓSTICO

Se debe realizar un detallado estudio post-mortem por un médico forense o un pediatra patólogo. Se debe también revisar cuidadosamente la historia del niño. En algunos centros realizan investigaciones de los eventos de la escena de la muerte. Cuando todas las causas de muerte infantil son eliminadas, entonces se realiza el diagnóstico del SMSL por exclusión.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

RECOMENDACIONES: El riesgo del SMSL aumenta considerablemente cuando el niño duerme en la posición prona (boca abajo). Más de 19 trabajos científicos demuestran que el riesgo aumenta entre 1.2 y 14.1 veces cuando el bebé duerme boca abajo.

El mecanismo íntimo de la causa del fallecimiento de estos niños se desconoce. Se especula que algunos niños nacen con “riesgo”. Si los niños se encuentran en un “ambiente seguro”, entonces los factores que gatillan el inicio del mecanismo de la muerte en estos niños vulnerables desaparece. Para tal efecto existen 3 recomendaciones:

  • COLOCAR AL NIÑO EN POSICIÓN SUPINA (BOCA ARRIBA) Como se comentó al principio, la primera recomendación es la posición supina o sea los niños sanos deben dormir en posición supina. Aquellos niños con reflujo gastroesofágico patológico deben dormir de costado o boca abajo. Los niños sanos protegen su vía aérea mientras están boca arriba. No tienen mayor riesgo de aspiración debido a que sus mecanismos de deglución y despertar están intactos. Así mismo la posición supina no incrementa los episodios de apnea o cianosis.
  • MANTENER AL NIÑO ALEJADO DE ATMOSFERAS CONTAMINADAS: Los niños deberán permanecer alejados de lugares contaminados con humo de tabaco durante la gestación y después del nacimiento. Ya que si la madre fuma durante el embarazo y durante el primer año de vida del bebé el riesgo del SMSL se incrementa en 4.09 veces. Si ambos padres fuman, el riesgo se incrementa en 2.41 veces más.
  • NUNCA DEBERÁ DE QUEDAR CUBIERTO CON LA ROPA DE CAMA MIENTRAS DUERME: Los estudios demuestran que entre 16 y 22 % de los niños fallecidos de SMSL tienen su cabeza cubierta por la ropa de cama. En estudios se ha demostrado que la cabeza cubierta por la ropa de cama ocasionaba 21.58 veces más hechos de muerte en los bebés. También se recomienda que los pies del bebé contacten con el límite de la cuna, de esta manera el bebé tiene menos posibilidades de desplazarse por debajo de la ropa de cama.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios