Enfermedades P

Prostatitis no Bacteriana

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la prostatitis no bacteriana?

Es una inflamación no bacteriana de la glándula prostática cuya causa se desconoce.

¿Qué la causa?

Hay muchas teorías acerca de la causa de la prostatitis no bacteriana, se piensa que puede ser a consecuencia de infecciones por hongos, virus, trichomonas y bacterias anaeróbicas estrictas. Igualmente, otra causa puede ser la irritación ocasionada por el reflujo de orina en la próstata.

Hasta un 65% de los pacientes con prostatitis crónica presentan la forma no bacteriana y es un trastorno que se detecta en 5 de cada 10,000 consultas de pacientes ambulatorios masculinos.

 

SÍNTOMAS

Los síntomas más comunes asociados con la prostatitis no bacteriana son: Dolor perineal, suprapúbico, escrotal, en la espalda baja, uretral y en la punta del pene. Micción frecuente, disminución del chorro urinario, dolor al orinar (ardor), dolor al eyacular, dolor con la actividad intestinal, sangre en la orina, sangre en el semen.

Los síntomas de la prostatitis no bacteriana son los mismos de la prostatitis bacteriana crónica.

 

DIAGNÓSTICO

Se establece con el examen físico, el cual generalmente no revela aspectos inusuales, aunque la próstata puede estar inflamada, dura, caliente y muy sensible.

El análisis de orina y el cultivo se lleva a cabo con tres muestras de orina, siendo la primera el chorro inicial, la segunda a la mitad del chorro y la tercera muestra se recolecta después de dar masaje prostático. En este estudio no se detectan bacterias.

El cultivo de semen no muestra la infección bacteriana, pero puede mostrar aumento del número de los glóbulos blancos y el número de espermatozoides con motilidad pobre.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento de la prostatitis no bacteriana es difícil y está orientado hacia el tratamiento de los síntomas.

MEDICAMENTOS: Muchos pacientes se tratan con antibióticos a largo plazo para asegurarse de que la bacteria no sea la causa de la prostatitis y, entre otros, se pueden mencionar los siguientes: Trimetoprim-sulfametoxazol, Ciprofloxacina, Tetraciclina, Penicilina. Otros medicamentos que sirven para aliviar la obstrucción urinaria prostática en muchos pacientes incluyen: Doxazosina, terazosina y tamsulosina. Los agentes antiinflamatorios, como la aspirina, el ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) pueden aliviar los síntomas en algunos pacientes.

Algunas personas han tenido un éxito limitado con el uso de extractos de polen y alopurinol. Igualmente, se pueden recomendar los laxantes de heces (como la colasa) para reducir la molestia asociada con los movimientos intestinales. Los baños de tina con agua caliente o baños de asiento pueden aliviar un poco el dolor perineal y el dolor de espalda baja asociado con la prostatitis.

CIRUGÍA: Si no se tiene éxito con la terapia antibiótica, se puede practicar la resección transuretral de la próstata, procedimiento quirúrgico que no se recomienda en hombres jóvenes, debido a que implica un riesgo potencial de esterilidad, disfunción eréctil e incontinencia.

 

PRONÓSTICO

Muchos pacientes responden al tratamiento, mientras que otros no se alivian a pesar de múltiples intentos de tratamiento. Los síntomas a menudo recurren después del tratamiento y es posible que no sean tratables con el tiempo.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios