Enfermedades P

Prurito

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es el prurito?

Es un impulso sensorial primario que se transporta por fibras C no mielinizadas en la vía espinotalámica. O sea es una sensación desagradable que provoca deseo de rascarse.

¿Qué lo ocasiona?

Es modulado por factores centrales, incluyendo corticales. No todos los casos de prurito son mediados por histamina, aunque varios mediadores la liberan (bradicinina, neurotensina, secretina y substancia P).

 

SÍNTOMAS

El único síntoma es la comezón y no suele haber datos físicos. Si bien la mayoría de los casos pueden atribuirse a la piel seca, es posible que haya eritema, agrietamiento, maceración, liquenificación, excoriaciones o cambios que sugieren una enfermedad desencadenante como: Sarna, dermatitis herpetiforme, dermatitis atópica, miliaria, prurito vulvar y anal, picadura de insectos, pediculosis, reacciones a fármacos, urticaria, psoriasis, foliculitis, liquen, triquinosis, etc.

Tal vez, la causa más común relacionada con esta enfermedad sistémica es la uremia.

El ardor y la comezón en cara, cuero cabelludo y genitales pueden ser un “equivalente depresivo” que es posible tratar con antidepresores heterocíclicos.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento es múltiple, empezando con las medidas generales. Que recomiendan evitar los irritantes externos. Las personas con piel seca no deben emplear jabones ni detergentes. Las uñas deben conservarse cortas y limpias. Hay que evitar los medicamentos innecesarios, ya que con frecuencia los fármacos producen prurito.

En las medidas locales se recomienda el uso de corticosteroides en crema, lociones, ungüentos, geles y pulverizadores; los cuales pueden ser a base de hidrocortisona, flurandenolina, fluocinolona, triancinolona, desoximetasona, amcinonina, alcinona o de potencia muy alta como la betametasona, clobetasol y diflorasona (solo por periodos muy cortos).

Así mismo se puede utilizar vaselina si la piel está muy seca, secantes si la piel está muy húmeda (almidón o calamina). Baños de tina con agua tibia durante 15 minutos de dos a tres veces al día.

Otras medidas locales incluyen la utilización de ácido láctico a 5% en un vehículo de vaselina o loción. Alcanfor, mentol y fenol al 0.5% son útiles para dermatosis pruriginosas leves. El clorhidrato de pramoxine al 1% (Prax) en crema o loción, como anestésico superficial es un antipruriginoso eficaz.

Otra opción de tratamiento incluye la utilización de antipruriginosos sistémicos como los antihistamínicos y antiserotonina. En general los bloqueadores H1 son los agentes de elección para el prurito. El diacepan puede proporcionar sedación en pacientes agitados o distraídos.

Los psicotrópicos como la doxepina y la imipramina pueden aliviar el prurito rebelde, ya que éste y el dolor comparten las mismas vías en el sistema nervioso central.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios