Enfermedades P

Púrpura Trombocitopénica Idiopática

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la púrpura trombocitopénica idiopática?

La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), es una enfermedad que se caracteriza por la falta de plaquetas, lo que ocasiona hemorragias en piel y otros órganos. Cuando se maneja el nombre de púrpura solamente, estamos hablando de un síntoma que se caracteriza por la aparición de manchas violáceas en la piel. Este síntoma caracteriza a muchos trastornos hemorrágicos distintos.

¿Qué lo provoca?

La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), está causada porque los órganos inmunitarios, los cuales producen anticuerpos contra las plaquetas, lo que ocasiona que el bazo reconozca a las propias plaquetas como células extrañas y las destruya.

En los niños aparece tras una infección por virus. La PTI aguda es más común en los niños entre los dos y los nueve años de edad.

Como ya se comentó es ocasionada por los órganos inmunitarios, los cuales producen anticuerpos (inmunoglobulina G o IgG), sobre todo contra las plaquetas, lo que hace que el bazo reconozca a las propias plaquetas como células extrañas y las destruya.

 

SÍNTOMAS

Los pacientes con púrpura trombocitopénica idiopática, pueden permanecer asintomáticos o presentar hemorragia cutánea persistente (sobre todo en áreas expuestas a los traumatismos) o hemorragias por las mucosas (epistaxis o sangrado nasal, menorragia o sangrado vaginal, equimosis). Las hemorragias internas y las hemartrosis (hemorragias articulares) son raras.

 

DIAGNÓSTICO

Éste se da a través de la historia clínica, la exploración física y se confirma con el recuento de plaquetas.

Cuando el recuento de plaquetas se encuentra por arriba de 20,000/mm3, la aparición de hemorragias relacionadas con traumatismo no tienen mayor problema.

La hemorragia traumática puede aparecer con cifras de plaquetas entre 40,000 y 60,000/mm 3.

El resto de estudios de coagulación habituales suelen ser normales, excepto la prolongación del tiempo de hemorragia.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento farmacológico no es necesario en los pacientes con trombocitopenia leve, y sólo se reserva para los casos con hemorragia debida a trombocitopenia o los pacientes con cifras de plaquetas por debajo de 20,000/mm3. El tratamiento está encaminado a detener las hemorragias y elevar el número de plaquetas por arriba de 20,000/mm3. Para lograr tal fin, se utilizan:

CORTICOIDES: La prednisona se puede emplear durante 6 semanas y proporciona un porcentaje de éxito de hasta el 80 %.

ESPLENECTOMÍA: Que es la extirpación quirúrgica del bazo. La esplenectomía se reserva para los casos resistentes a la terapia conservadora, es raro en la infancia. Proporciona un porcentaje de éxitos del 60 % al 80 %.

INMUNOSUPRESORES: Los cuales se utilizan si la cifra baja de plaquetas persiste a pesar del tratamiento con corticoides o esplenectomía. Los inmunosupresores que más se usan son la VINCRISTINA y la VINBLASTINA.

GAMMAGLOBULINA I.V.: La gammaglobulina intravenosa a dosis de 400 a 1,000 mg por kg por día se ha empleado con éxito en casos de PTI refractaria.

También se ha utilizado el DANAZOL y la COLCHICINA en los pacientes con PTI, pero el resultado no ha sido satisfactorio. Mismo resultado ha dado la PLASMAFÉRESIS.

El tratamiento de la PTI con anticuerpos monoclonales se encuentra en fase experimental.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios