Enfermedades U

Úlcera de Buruli

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la Úlcera de Buruli?

La úlcera de Buruli -conocida como la lepra del siglo XXI- es una “nueva” enfermedad que produce lesiones muy graves en el cuerpo humano -principalmente en los niños- que pueden incluso causar la muerte de la persona que la padece.

Este padecimiento debe su nombre a la región de Uganda en la que, en 1958, se observaron numerosos casos de esta enfermedad micobacteriana (de la misma familia que la lepra y la tuberculosis).

Es una enfermedad reciente y prácticamente desconocida, ya que la extrema lentitud con la que se desarrolla la bacteria en los cultivos de laboratorio ralentiza las investigaciones que puedan realizarse con vistas a encontrar un tratamiento preventivo o curativo adecuado.

La denominada lepra del siglo XXI parece transmitirse principalmente a través del agua y afecta principalmente a los niños menores de 15 años.

Los primeros síntomas se manifiestan como pequeñas úlceras y llagas que no son dolorosas pero que con el paso del tiempo van siendo más extensas.

Posteriormente devora literalmente los músculos y huesos afectados, provocando amputaciones y, en ocasiones, la muerte.

 

SÍNTOMAS

  • 1ª FASE: Comienza a manifestarse con la aparición de un pequeño grano o nódulo muy semejante al producido por la picadura de un mosquito. No es doloroso y no parece revestir gravedad. Basta un bisturí y un médico para extirparlo y eliminar así la enfermedad.
  • 2ª FASE: A las pocas semanas, lo que parecía un granito inofensivo se ha transformado en una úlcera que va devorando la piel a su paso.
  • 3ª FASE La úlcera avanza rápidamente destruyendo los tejidos del enfermo hasta llegar al hueso y dejarlo al descubierto. La curación en esta fase es muy cara y complicada: Exige cirugía e implantes de piel.
  • 4ª FASE: Finalmente la úlcera acaba afectando a los huesos del enfermo, que sufren deformaciones. La única solución para evitar que se siga extendiendo al resto del cuerpo es la amputación.

 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Respecto a los tratamientos contra esta enfermedad, no se conoce una forma segura de prevenirla, no responde a los antibióticos y -hasta la fecha- la única forma eficaz de remediar sus efectos consiste en la extirpación quirúrgica de los tejidos afectados, los trasplantes de piel y la amputación de los miembros deteriorados por la bacteria.

El tratamiento quirúrgico, el único eficaz, es extremadamente costoso y requiere de infraestructuras hospitalarias de las que carecen en calidad y cantidad suficientes los países afectados.

El periodo de recuperación es muy largo y exige entre 6 y 36 meses de hospitalización, así como la posterior rehabilitación de los enfermos.

 

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736

Comentarios