Nutrición Salud

¿Qué son los radicales libres y por qué son tan dañinos para nuestra salud?

radicales-libres-portada
Escrito por Byron

En la actualidad, existen cientos de productos disponibles en el mercado que prometen ser poderosos antioxidantes. También parece haber varias frutas y verduras con esta característica que evitaría el envejecimiento y previenen determinadas enfermedades. Entonces, cabe preguntarse ¿por qué los oxidantes son negativos para nuestro cuerpo? Y, por supuesto ¿por qué razón deberíamos evitarlos? Encuentra las respuestas a estos interrogantes a continuación.

El origen

Los oxidantes son producidos por nuestro metabolismo de forma natural. Cuando el sistema digestivo procesa los alimentos para obtener energía (y para continuar con la vida) lo que está haciendo es generar oxidantes. Sin embargo, los oxidantes perjudiciales para la salud son aquellos conformados por un electrón libre, sin su par, o los llamados radicales libres.

Nuestro cuerpo se beneficia cuando estas cargas negativas se emparejan con sus positivas y se vuelven neutrales. No obstante, en muchos casos esto no sucede y los electrones con carga negativa quedan sueltos y son los responsables de ciertos daños en el organismo.

Otras causas

radicales libres cigarrillo

Aunque uno de los causantes principales de la generación de radicales libres es nuestro propio metabolismo, también existen determinadas situaciones que aumentan su producción. Según los investigadores del Huntington’s Outreach Project for Education de la Universidad de Standford, los radicales libres se encuentran tanto en la comida que ingerimos, como en los medicamentos que tomamos y el agua que bebemos.

Los alimentos que destacan en la generación de oxidantes son las comidas con pesticidas, los fritos, los aceites vegetales refinados, las dietas con exceso de grasa, el alcohol y el tabaco. La contaminación ambiental y las radiaciones solares también contribuyen a la generación de radicales libres.

Tienen un propósito

Aunque suene contradictorio, los radicales libres tienen un fin esencial para nuestra vida: el organismo los utiliza para transformar el aire y la comida en energía química. Además, el sistema inmune los utiliza para combatir los «invasores externos» que puedan perjudicarlo y también para deshacerse de los tejidos dañados.

El daño que pueden causar en la salud

Si bien los radicales libres viven un lapso de microsegundos, tienen la capacidad de reaccionar ante lo que se le presente a su alrededor. Esta reacción provoca daños en las moléculas y las membranas celulares y disminuyen su poder para luchar contra las bacterias y los virus.

Además, los radicales libres contribuyen al proceso de envejecimiento cuando este electrón toma células del tejido de la piel afectando el colágeno natural que contiene. Así es que la piel pierde elasticidad y tiende a quedar arrugada y reseca.

Como si fuera poco, los radicales libres también están asociados con enfermedades como la ateroesclerosis, el Alzheimer, el cáncer y el Parkinson, entre otras.

No todo está perdido

antioxidantes 2

Afortunadamente, existen formas de combatir los radicales libres. De hecho, nuestro propio cuerpo construye de forma natural un sistema de defensa con antioxidantes que neutralizan los oxidantes y los convierte en agua u oxígeno (inofensivos para nuestro organismo). Además, los alimentos ricos en vitamina E, C, glutatión y betacaroteno resultan efectivos para combatir los radicales libres.

Como puedes ver, la presencia de los radicales libres tiene un propósito definido en nuestro organismo. El problema surge cuando nuestro cuerpo debe soportar un exceso durante años. Por esta razón es importante consumir alimentos que contengan antioxidantes naturales, evitar el consumo de tabaco y alcohol y cuidarnos del sol y la contaminación ambiental.

FUENTE:

AGUSTINA LÓPEZ

(http://www.vix.com/es/salud/)

Comentarios