Curiosidades Médicas

Si tu piel tiene cualquiera de estas señas activa puede que estés muriendo y no te has dando cuenta

piel1-1-561x316
admin saludable
Escrito por admin saludable

El órgano más grande de todo el cuerpo humano es la piel. Muchos expertos creen que esta puede ser la ventana hacia el interior del cuerpo. Según ellos, la misma puede enviarnos señales cuando algo no está bien en nuestro interior.

Estas señales pueden ir desde una simple decoloración hasta un nuevo crecimiento. Estas pueden ser señales de graves problemas de salud subyacentes, según los dermatólogos. A continuación, te dejaremos 5 señales que nos envía la piel y su significado.

Erupciones y manchas

Generalmente, las erupciones en la piel acompañada de otros síntomas como fiebre, dolores articulares o musculares, son una clara señal de que algo no está bien en nuestro interior o padecemos de una infección. Esto también puede ocurrir debido a una alergia o el rechazo a cierto medicamente. Todo esto quedó confirmado por la Academia Americana de Dermatología o AAD.

Existen otros tipos de erupciones, como las aterciopeladas con un tono más oscuro que la piel normal, y que aparecen en el cuello o los brazos, pueden ser señal de altas probabilidades a desarrollar diabetes tipo 2. Están también pudieran ser provocadas por cáncer en el estómago o el hígado según la clínica Mayo.

Piel de color bronce y otras decoloraciones

Para las personas con diabetes, el bronceado de piel pudiera indicar problemas con el metabolismo del hierro. Si la piel se torna de color amarilla, pudiera tratarse de insuficiencia hepática. Esto también puede ocurrir junto con el color amarillo en la parta blanca de los ojos.

Si la piel se oscurece mucho más en las cicatrices, pliegues de la piel y articulaciones, puede ser una enfermedad hormonal. Por eso, si notas tus codos, rodillas y cicatrices más oscura de lo normal, sospecha. En estos casos, pudiéramos estar enfrentándonos a la enfermedad del Addison, que afecta las glándulas suprarrenales.

Nuevos crecimientos

Si notas algún crecimiento extraño sobre la piel, acude a un médico cuanto antes. En el peor de los casos, pudiera tratarse de cáncer en la piel u otra enfermedad interna y hasta un síndrome genético. Ejemplo de ellos son las protuberancias amarillas en los brazos, piernas o trasero. Estos son provocados por niveles elevados de triglicéridos. Dicha reacción es una clara señal de descontrol en la diabetes.

Cambios en las uñas

Los cambios en el color o la forma de las uñas, pueden ser a menudo problemas de deficiencia o sistemas orgánicos. En el caso de los cambios en las uñas parecidos a la infección por hongo, pudiera ser resultado de la psoriasis. Esto se puede dar en las uñas, aunque generalmente la que se ve afectada es la piel. Quienes presentan dolores en las articulaciones pudieran padecer de artritis psoriásica. También los problemas hepáticos y problemas renales pudieran cambiar el color de la uña.

Piel dura y seca

La piel suele ponerse más gruesa cuando tenemos problemas de presión alta o en los riñones. Cuando esta se reseca y pica, pudieran ser problemas hormonales como hipotiroidismo. Quienes padecen de enfermedades autoinmune como la esclerosis sistémica, pueden presentar inflamación y endurecimiento de la piel.

En casos extremos, también pudieran endurecerse algunos órganos internos, como pulmones y corazón. Si la piel está muy suelta y sedosa, pudiera tratarse de una rara enfermedad del tejido conectivolo. Esto pudiera indicar canceres de la sangre, como linfoma o mieloma múltiple. Ambas podrían llegar a afectar los órganos internos.

 

Ahora bien, debemos tener presentes que estas señales pudieran ser simples enfermedades cutáneas. No siempre tienen que estar relacionadas con problemas graves como los antes mencionados. Por eso, si notamos algunos de esos problemas, debemos acudir a un especialista cuanto antes. De esa manera nos indicará lo que tenemos con exactitud y podremos actuar rápidamente. Para que otros también se enteren de ello, comparte esta información en tus redes sociales.

Fuente:  estiloconsalud.com

Comentarios