Salud

Lo que nadie te dice del apio y lo que sucede con tu cuerpo una vez lo incluyes en tus comidas

apio1-1-561x316
admin saludable
Escrito por admin saludable

Cuando hablamos del apio, lo único que nos viene a la mente es el tallo de esta verdura. Pero lo cierto es que sus hojas, raíces y semillas también sirven como alimento, condimento y remedio natural.

Dicha verdura es utilizada a la hora de preparar sopas, ensaladas y remedios para bajar de peso. Incluso, la podemos utilizar para el tratamiento de trastornos renales.

Beneficios del apio

El apio posee muchas propiedades muy buenas para el tratamiento de diversas enfermedades. Entre otras cosas, tiene propiedades diuréticas, tónicas, laxantes y expectorantes. Asimismo, es rico en flavonoides y vitaminas y minerales que fortalecen las defensas y mejoran el metabolismo. De modo que podemos sacar mucho provecho de esta planta.

Al ser una verdura diurética, el apio elimina las toxinas que el organismo pudiera acumular. De igual forma, combate la inflamación y puede ayudarnos a bajar de peso. Además, esta hortaliza es rica en potasio, fósforos, Vitaminas B y C, sodio, calcio y contiene mucho líquido.

El apio también puede ayudarnos a aumentar la producción de saliva y jugos gástricos. Por tal razón, estimula el apetito y mejora la digestión mientras que aumenta los movimientos naturales del intestino. Como resultado, se previenen los gases y cólicos, además de neutralizar los excesos de bacterias que se encargan de fermentar el intestino. Como contiene mucha fibra natural, crea un efecto laxante natural que nos ayuda a adelgazar.

Enfermedades que combate el apio

El apio es muy bueno para combatir diversas enfermedades. A continuación te dejamos una lista con ellas.

– Cálculo Renal.

– Piedras en la vesícula.

– La gota.

– Cistitis.

– Reumatismo.

– Anemia.

– Nefritis.

– Hepatitis.

– Virus.

– Lesiones.

– Afonía.

– Secreción pulmonar.

– Disentería.

– Anorexia.

– Problemas digestivos.

– Dolor de estómago.

– Ictericia.

– Retraso de la menstruación.

– Gases.

– Ronquera.

– Congestión de pecho.

– Diabetes.

Pero esta verdura es mucho más que eso. La misma la podemos utilizar para reforzar el sistema autoinmune, debido a su alto contenido de antioxidantes. Asimismo, ayuda a depurar la sangre, lo que facilita la eliminación del acné, además de poseer propiedades antibacterianas.

 

Por otro lado, facilita la cicatrización desinfectando las heridas y quemaduras si se utiliza de forma tópica. También beneficia la piel y los huesos debido a sus propiedades furanocumarinas y psoralenos. Ambos compuestos están presentes en el apio, y sirven como protectores de la piel y estimulantes de la pigmentación.

Ya hemos dicho que el apio tiene propiedades expectorantes. Por eso, nos ayuda a combatir la gripe, catarro, bronquitis, etc. Asimismo, nos ayuda a perder peso, facilitando la expulsión de los líquidos y los desechos del cuerpo. Además, al ser rico en minerales, muchos expertos lo recomiendan para combatir la fatiga crónica. Por si fuera poco, lo podemos utilizar como cataplasma que reduce la hinchazón en los ojos.

Empleo del apio de forma medicinal

En primer lugar, debemos aclarar que el apio en su totalidad puede ser utilizado de forma medicinal. En otras palabras, desde la raíz hasta sus hojas son provechosas para la salud. Lo podemos preparar como una receta de cocina o como una rica infusión.

Para la infusión: coloca 20 gramos de apio (cualquiera de sus partes) en una taza. Ahora, cúbrelo con agua hirviendo. Tapa la taza y déjala reposar por varios minutos. Finalmente, debes colar la sustancia y tomarla de inmediato.

Como receta de cocina: para preparar apio cocido, solo debemos cortarlo y ponerlo en un sartén junto con cebolla y aceite de oliva. Ahora, encenderemos el fuego y sofreiremos por unos minutos hasta que se haya dorado. Luego, podemos agregar un poco de agua y sazonar al gusto y terminar de cocinar. Después, apagaremos el fuego y comeremos de inmediato.

Esta son solo 2 maneras en las que podemos aprovechar al máximo todas las propiedades de esta verdura. De modo que luego de leer este artículo no tenemos excusas para no incluir esta hortaliza en tu nuestra alimentación. Si piensas que esta información podría ayudar a algunos de tus contactos, compártela en tus redes sociales.

Comentarios