Salud

Cómo prevenir y tratar la gastroenteritis vírica

_virusgripeintestinal_d1b59f9b
admin saludable
Escrito por admin saludable

Un pico de gastroenteritis vírica, acompañada de vómitos y diarreas, ha disparado las atenciones en los últimos días. Médicos de Atención Primaria detallan cómo actuar para prevenir el contagio y tratar a los familiares enfermos.

 

Un pico de gastroenteritis vírica, acompañada de vómitos y diarreas, ha disparado las atenciones en centros de salud y Urgencias de Zaragoza en los últimos días. “Es un cuadro muy contagioso y acarrea la típica transmisión fecal-oral, y a través del contacto”, afirma el doctor Manuel Ángel Antoñanzas, coordinador del centro de salud Delicias Sur, quien informa de que el principal contagio de la gastroenteritis es por vía digestiva, pero también puede contagiarse el virus de persona a persona a través de las manos. Por ello, los especialistas consultados insisten en la importancia del lavado de manos (siempre antes y después de ir al baño, y antes de tocar cualquier alimento o utensilio). “Este es el principal método preventivo que corta la cadena del virus“, subraya este especialista.

En los últimos días, miles de aragoneses se han visto afectados por este virus que tiene una duración media de entre 24 y 48 horas (en función de la persona) y provoca náuseas y deposiciones líquidas. “Ha habido bastantes familias afectadas por el virus porque hay mucho proceso viral, tanto respiratorio como intestinal, y ha contagiado a varios miembros de una misma familia con síntomas como malestar general, fiebre, vómitos y diarrea. Lo fundamental en estos casos es el reposo digestivo unas horas para que no tengan sintomatología e hidratación (ya sea con suero oral hiposódico o un preparado de agua con limón y un poco de azúcar, sal y bicarbonato), explica esta médica del centro de salud de Utebo, quien apostilla que en estos casos generalmente no hay que tomar ningún medicamento (salvo paracetamol en caso de fiebre o dolores musculares), pero sí llevar a cabo esta reposición hídrica. “A nada que el virus dé un poco de fiebre ya perdemos sales, pero si además se trata de una gastroenteritis con un cuadro importante resulta fundamental hidratarse, sobre todo en el caso de personas mayores y niños. El reposo digestivo es fundamental porque el virus irrita el sistema y el hecho de estar sin tomar alimento ayuda a que se resuelva, pero siempre y cuando se mantenga uno bien hidratado“, subraya la doctora.

No tomar ningún medicamento y mantenerse bien hidratado

En situaciones así, y aunque los servicios de Urgencias estén desbordados, los médicos de Atención Primaria insisten en que tampoco conviene automedicarse puesto que el virus tiene un cuadro autolimitado que suele durar unas 24 horas. “No hay que tomar ningún medicamento -salvo algún paracetamol para fiebre o dolores musculares- porque todos estos fármacos astringentes o antidiarreicos lo único que producen es un efecto rebote y una parálisis intestinal“, puntualiza el doctor Antoñanzas, que recomienda a sus pacientes un preparado para beber y curarse en casa: la limonada alcalina.

Cómo prevenir y tratar la gastroenteritis vírica

Preferimos eso antes que cualquier zumo o reparador isotónico de supermercado por vigilar el consumo de azúcar”, matiza. Para hacerlo en casa basta con un litro de agua, dos limones exprimidos, una puntita de bicarbonato y otra de sal y un poco de edulcorante (azúcar o -en caso de diabetes- sacarina). “Con un par de litros al día de esta preparación y dieta astringente a base de sopa de arroz, sémolas, puré de zanahoria, pescado hervido, jamón de york, membrillo, plátano y manzana… el paciente puede recuperarse. Es importante también no tomar leche porque se producen intolerancias secundarias a la lactosa, pero un yogur natural sería permisivo”, aconseja este médico.

Lavado de manos para no contagiarse

Para no contagiarse es fundamental mantener una buena higiene de manos y no compartir utensilios ni alimentos con el enfermo. “Tampoco es que tenga que estar la persona aislada, pero sí es importante el lavado de manos y seguir estas premisas“, insisten los especialistas.

La duración del virus es de 24 a 48 horas, pero depende de la actividad de las personas. “Hay pacientes que les dura un solo día y otros que están dos o más, en función de la inmunidad de cada uno”, explica la doctora Lomba, que asegura haber tenido a pacientes afectados más de tres y cuatro días con mucha astenia a posteriori. “No son cuadros graves, pero sí que contagian y dejan flojito.  El virus es pasajero pero luego les deja con mucha astenia. Por eso, se recomienda el reposo y estar en casa. Hay familias enteras afectadas y suele ser algo típico en esta época del año, pero es algo puntual y pasajero, igual que en verano hay otro tipo de virus que afectan, ahora es esta especie de gripe intestinal”, tranquiliza la doctora.

Comentarios