Curiosidades Médicas Noticias

Tronarse los nudillos de la mano lo llevó al borde de la muerte

bacteria-808158_1920.jpg_539665225
admin saludable
Escrito por admin saludable

Su costumbre le desencadenó una terrible infección bajo la piel

Tenía la costumbre de tronarse los nudillos, pero nunca imaginó que esta práctica lo llevaría directo al hospital a la sala de emergencias. Antoine Boylston, de 31 años de edad trabajaba como todos los días en Lexington, Kentucky en Estados Unidos e hizo crujir sus nudillos y se abrió una herida que tenía en un dedo.

El joven de 31 años pensó que se había fracturado el dedo meñique de la mano derecha pero más tarde, debido al intenso dolor decidió acudir al hospital.

De acuerdo a lo relatado al diario británico Metro, el hombre dijo que cuando llegó al hospital, la mano derecha había comenzado a oscurecerse e hincharse.

El diagnóstico de los médicos llegó horas más tarde después de haberle practicado una biopsia de piel: tenía bacterias mortales que lo devoraban por dentro. 

Le indicaron que la costumbre de tronar los nudillos desencadenó una infección y agravó la herida que tenía ya en su mano. Para poder salvar su extremidad le practicaron una cirugía desde el codo hasta el dedo y así cortar la infección.

En el hospital le advirtieron que podía perder su mano, el brazo o incluso haber muerto debido a la infección que destruye rápidamente los tejidos blandos del cuerpo.

La fascitis necrosante es una infección de la piel rara pero grave. Sus probabilidades de contraerla son sumamente bajas si usted tiene el sistema inmunitario fuerte, mantiene buenas prácticas de higiene y le da el cuidado adecuado a las heridas.

Lamentablemente, la fascitis necrosante puede ser mortal en muy poco tiempo. El diagnóstico correcto, el tratamiento inmediato con antibióticos (medicamento que mata las bacterias en el cuerpo) y la cirugía son importantes para detener esta infección.

El buen cuidado de las heridas es importante

El sentido común y el buen cuidado de las heridas son la mejor manera de prevenir una infección bacteriana de la piel.

Mantenga cubiertas con vendajes limpios y secos las heridas abiertas o con secreciones, hasta que sanen.

No demore en dar los primeros auxilios, aun en el caso de heridas leves que no estén infectadas (como ampollas, rasguños o cualquier otro corte en la piel).

Si tiene una herida abierta o una infección en la piel, evite pasar tiempo en bañeras de hidromasaje, piscinas y cuerpos de agua natural (por ejemplo, lagos, ríos, mares).

Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón, pero si no es posible, use un limpiador de manos a base de alcohol.

 

 

Fuente: https://www.debate.com.mx

Comentarios