Adicciones Salud

Sabor de cigarros electrónicos podría dañar vasos sanguíneos

admin saludable
Escrito por admin saludable

De los compuestos analizados, 9 provocaron la muerte celular en los niveles más altos

 

Los sabores usados en los cigarrillos electrónicos producen daños en las células de los vasos sanguíneos de un modo que podría desencadenar un daño cardiaco en el futuro, según un estudio reciente.

Los cinco sabores a los que se realizaron pruebas en el laboratorio dañaron las funciones protectoras para el corazón de las células endoteliales, que recubren el interior de los vasos sanguíneos y del corazón, señaló la autora del estudio, Jessica Fetterman, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Los sabores (mentol [menta], acetilpiridina [sabor a quemado], vanilina [vainilla], cinamaldehído [canela] y eugenol [clavo]) bloquearon la capacidad de las células para producir un gas llamado óxido nítrico, dijo Fetterman.vvv

“Estas células producen este gas cuando están sanas y contentas. Es un factor realmente protector para el corazón que hace muchas cosas positivas, como prevenir la formación de coágulos sanguíneos e inhibir la inflamación”, dijo Fetterman. “Descubrimos que las células que tratamos con estos aditivos saborizantes ya no producían este gas”.

Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana del Vapeo (American Vaping Association), se mofó de los hallazgos.

“Nada de este estudio cambiará las conclusiones de las organizaciones respetadas como Cancer Research UK y el Colegio Real de Médicos (Royal College of Physicians), que están de acuerdo con que los riesgos potenciales de vapear probablemente no exceden siquiera un 5 por ciento de los de fumar”, comentó Conley, que dirige la organización sin fines de lucro defensora del vapeo.

Pero este no es el primer estudio que asocia los sabores de los cigarrillos electrónicos con unos riesgos potenciales para salud. En mayo, un estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society) encontró que el sabor del cinamaldehído (canela) parece inhibir un mecanismo clave del mecanismo de defensa antibacteriano de los pulmones.

Para realizar este último estudio, Fetterman y sus colaboradores expusieron a las células endoteliales a 9 sabores distintos que se usan habitualmente en los cigarrillos electrónicos y en los sabores de los productos de tabaco, como los cigarros pequeños y los narguiles.

Los 9 compuestos provocaron la muerte celular en los niveles más altos que se evaluaron. Los otros sabores probados fueron el diacetilo (mantequilla), la dimetilpirazina (fresa), el acetato de isoamilo (banana) y el eucaliptol (picante y refrescante).

Pero incluso los niveles más bajos de vainilla, canela, clavo y sabor a quemado alteraron la producción del óxido nítrico y aumentaron la presencia de una sustancia inflamatoria llamada interleucina-6, lo que sugiere que las células endoteliales son particularmente sensibles a esos favores.

El Dr. Satjit Bhusri, cardiólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que “se trata de un estudio excelente que sin duda muestra una relación directa de la inflamación y lesión de los vasos sanguíneos como resultado de los aditivos en los cigarrillos electrónicos”.

Pero Conley indicó que un estudio de laboratorio de este tipo no puede demostrar que los cigarrillos electrónicos estén provocando un daño directo a los vapeadores.

“No importa el modo en que los autores, financiados por la FDA, intenten darle vueltas al asunto, aplicar sabores a las células en una placa de Petri es una ciencia de bajo nivel que de ningún modo puede justificar la retórica alarmista usada para promover este estudio”, aseguró Conley.

Fetterman se mostró de acuerdo, y dijo que el próximo paso será examinar directamente a los usuarios de cigarrillos electrónicos.

“Una de las grandes preguntas que todavía nos quedan es qué cantidades de estos aditivos saborizantes llegan a la sangre después de que una persona use un cigarrillo electrónico. Eso es algo que realmente no sabemos”, dijo Fetterman. Los únicos datos a largo plazo sobre la exposición a los saborizantes son sobre el mentol, que ha estado disponible en los cigarrillos tradicionales durante décadas.

La investigación ha mostrado que los fumadores de cigarrillos mentoladosreciben una dosis “fisiológicamente relevante” del sabor en su torrente sanguíneo cuando fuman, lo que indica que se podría estar produciendo un daño en las células endoteliales, explicó Fetterman.

Estos resultados proporcionan más evidencias de que los cigarrillos electrónicos no son un modo necesariamente benigno de ayuda para dejar de fumar, dijo el Dr. Benjamin Hirsh, director de cardiología preventiva en el Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

“En el caso de los cigarrillos electrónicos, sustituir un hábito dañino por otro quizá no proporcione una reducción dramática en el riesgo”, apuntó Hirsh.

 

 

Fuente: https://www.debate.com.mx/

Comentarios