Febril, Síndrome

INFORMACIÓN GENERAL

     ¿Qué es el síndrome febril? en directorio de la a a la z de entorno medico

El síndrome febril es la elevación de la temperatura corporal de forma anormal, que se acompaña de escalofríos, malestar general, anorexia y cefalea.

Hay que partir de que la temperatura normal es la resultante del calor originado durante la oxidación de nutrientes y de la temperatura ambiental, la cual es regulada por el sistema termostático que se vale para tal fin de dos centros localizados en la región hipotalámica.

Los centros antes mencionados manejan un sistema neuroendócrino que controla los mecanismos que aumentan o disminuyen la temperatura corporal.

¿Qué lo provoca?

La causa más frecuente de la elevación de la temperatura son las enfermedades infecciosas.

Pero encontramos que la temperatura corporal aumenta o se conserva por varios mecanismos como es la actividad muscular (ejercicio, escalofríos), aumento de la hormona tiroidea, vasoconstricción periférica, piloroerección, aumento de la ropa, aumento de la ingesta de alimentos.

La temperatura corporal disminuye por la vasodilatación periférica, sudoración, disminución de la ingesta de alimentos y aumento de la ingesta de agua, disminución de la producción de hormona tiroidea o disminución de la ropa.

La temperatura corporal se mide en la piel, ya sea en la axila (más frecuente), en la boca o en el recto. En el mismo orden encontramos que la axilar es de 0.2 a 0.4°C menor a la bucal y ésta es de 0.5 a 1.0°C más baja que la rectal. Y es ésta última la que se lee con mayor exactitud, dando cifras normales de 36.2°C a 38.0°C.

En el recién nacido encontramos que la temperatura es menor ligeramente a la del niño de mayor edad y durante los dos primeros años de vida se registran las temperaturas más elevadas y que están dentro de la normalidad. Conforme crece el niño la temperatura disminuye y se estabiliza en la adolescencia.

Para poder establecer correctamente el diagnóstico de fiebre, es importante tomar en consideración las variaciones normales de la temperatura.

TIPOS DE FIEBRE: Se conocen cinco tipos de fiebre con base a su continuidad.

Continua.- Con variaciones menores de un grado
Remitente.- Cuando las variaciones son mayores de un grado
Intermitente.- Existen períodos afebriles menores de un día.
Recurrente.- Existen períodos afebriles de varios días.
Ondulante.- Es el resultado de varios tipos de fiebre.

SÍNTOMAS

La sintomatología del síndrome febril, se caracteriza por escalofríos, malestar general, anorexia y cefalea.

Cuando la fiebre es intensa puede haber artralgias (dolor huesos) y en ocasiones si la fiebre excede de 40°C se pueden presentar convulsiones principalmente en niños (ver convulsiones febriles).

DIAGNÓSTICO

Es frecuente que un proceso febril se diagnostique erróneamente por las variantes antes mencionadas, o en individuos ansiosos y en niños con familiares angustiados.

Para poder establecer un diagnóstico correcto, casi siempre es posible con un buen interrogatorio.

Se considera como fiebre si ésta es mayor a 38°C, después de una toma rectal de tres minutos.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Si no es posible establecer la causa de la fiebre, la única alternativa posible es el tratamiento sintomático.

El manejo del cuadro febril puede ser por medio de:

MEDIOS FISICOS: Colocar al paciente en un ambiente fresco y con buena ventilación, disminuir la ropa y aumentar la ingesta de agua moderadamente fría. En caso de haber fiebre elevada se utiliza la inmersión prolongada (mínimo 20 minutos) en agua templada entre los 33 y 36°C. Hay que hacer notar que las compresas húmedas aplicadas en todo el cuerpo son poco efectivas, inducen vasoconstricción y causan sensaciones desagradables.

DROGAS ANTIPIRÉTICAS: Existen en el mercado infinidad de drogas para este fin, pero las más usadas son la ASPIRINA, el ACETAMINOFEN, la DIMETILPIRAZOLA y el METAMIZOL.

Todos los antipiréticos tienen efectos colaterales indeseables, por lo que su administración deberá de ser por un médico.

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736