Neuropatía Periférica

INFORMACIÓN GENERAL

     ¿Qué es la neuropatía periférica?en directorio de la a a la z de entorno medico

La neuropatía periférica es una enfermedad de los nervios periféricos. Y los nervios periféricos son todos excepto los del cerebro y la médula espinal. Este padecimiento se presenta aproximadamente en el 30% de las personas portadoras del VIH.
El dolor neuropático puede ser sólo una molestia o puede llegar a causar incapacidad.

¿Qué lo ocasiona?

Existen una serie de padecimientos que atacan la mielina (capa que recubre los nervios), lo que ocasiona una mala transmisión de los impulsos dolorosos al cerebro y por tanto originar la neuropatía periférica. La ruptura de las terminaciones nerviosas puede ser otra de la causa de neuropatía periférica.

Como se comentó al principio, la neuropatía periférica puede ser causada por la infección del VIH, así como el uso de medicamentos específicos para combatirla.

Se consideran factores de riesgo para presentar la neuropatía periférica la diabetes, edad mayor a 50 años y el consumo de alcohol.

La neuropatía periférica también se asocia al uso de cocaína o anfetaminas y problemas con la glándula tiroides.

SÍNTOMAS

La neuropatía periférica generalmente se caracteriza por una sensación de hormigueo, quemazón, endurecimiento o adormecimiento de los pies, incluyendo los dedos. También puede producir una sensación de cosquilleo, dolor sin motivo o sensaciones que parecen ser más intensas que las normales. La neuropatía periférica puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, piernas brazos, tórax, etc. El dolor puede variar de intensidad y puede llegar a causar incapacidad para caminar o pararse.

DIAGNÓSTICO

Para el diagnóstico de la neuropatía periférica no son necesarios los análisis de laboratorio. Los signos y síntomas son suficientes. Aunque para corroborarlo es posible que haya que hacer pruebas especiales para determinar la causa. Estos análisis miden la corriente eléctrica en los nervios y los músculos. La cantidad o velocidad de estas señales eléctricas varía de acuerdo al tipo de neuropatía periférica.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

Para el manejo de la neuropatía periférica se recomienda eliminar todos posibles factores desencadenantes y predisponentes. La neuropatía producida por medicamentos generalmente desaparece en su totalidad si se suspende el tratamiento en cuanto aparezcan los síntomas. Sin embargo, esto puede demorar hasta 8 semanas. Si continúa tomando esos medicamentos, el daño nervioso puede hacerse permanente.

El manejo médico de la neuropatía periférica incluye una serie de medicamentos que si bien no la curan pueden ayudar a controlar el dolor. Hasta el momento no se ha aprobado ningún medicamento para reparar el daño nervioso, aunque un anticonvulsivo ha mostrado buenos resultados en estudios iniciales. Topiramate parece ayudar en la restauración de los nervios dañados.

Se recomienda utilizar para los síntomas leves analgésicos del tipo del Ibuprofeno, para los síntomas moderados se puede recurrir a la amitriptilina o nortriptilina (antidepresivos que aumentan la transmisión de señales nerviosas en el cerebro). También se puede aplicar un gel anestésico a base de lidocaina. Para los síntomas graves se recurre a analgésicos narcóticos como la codeína o la metadona.

Cuando la neuropatía es de origen diabético, se recomienda además de controlar la glucosa un manejo nutricional a base de Vitamina B: varios tipos de vitamina B son efectivas en el tratamiento de la neuropatía diabética. Parecen aumentar la función nerviosa, Ácido alfa lipoico: Es posible que proteja los nervios de inflamación y ácido gama linoléico: se encuentra en el aceite "noche de prímula", ha revertido daño nervioso en algunos diabéticos.

Recomendaciones generales: Algunas cosas muy simples pueden reducir el dolor de la neuropatía periférica como el usar zapatos holgados, no caminar demasiado, evitar el permanecer de pie por tiempo prolongado y sumergir los píes en agua helada.

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736